El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tomó durante la jornada de este martes muestras de agua de la Playa de Las Alcaravaneras para su análisis tras el vertido que tuvo lugar en la zona, según informó el Consistorio en un comunicado.

De esta manera, se continúa con la tarea de limpieza de la arena después de que ayer se recogieran restos de basura y alquitrán que dejó el agua en la orilla, mientras que lo que queda es una capa de grasa sobre la arena.

Además, sigue el aviso con vallas de 'zona temporalmente no recomendada para el baño' desde el Club Náutico hasta la mitad de la playa.

Por su parte, los hechos se remontan a las 11.50 horas de este martes, cuando la embarcación de la APLP informó de que había visto una mancha de fueloil, de uno 200 metros de largo y 3 metros de ancho, que se acercaba a la entrada del Muelle Deportivo, según informó la Autoridad Portuaria.

Posteriormente, se puso en marcha el protocolo de control de vertidos, y la empresa Sepcan acudió para eliminar la mancha de combustible, ya que sobre las 15.00 horas la mancha se convirtió en dos vertidos, uno en la entrada del Muelle Deportivo y la entrada a la Playa de las Alcaravaneras, y otra en la entrada de la Vela Latina.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.