El Ayuntamiento de Alicante ha declarado el estado de ruina "inminente y peligrosa" de un edificio de viviendas situado en el número 18 de la calle José Luis Barceló, en el barrio de Virgen del Carmen, y ha ordenado el desalojo en un plazo de 48 horas de las 157 personas pertenecientes a las 53 familias que residen en el inmueble, quienes permanecerán en el Polideportivo de Ciudad Jardín hasta que sean realojadas en otras residencias, según ha informado en un comunicado el Consistorio alicantino.

El Ayuntamiento de Alicante ha recibido un informe técnico que declara la situación de "amenaza de ruina inminente y peligrosa" de dicho edificio, y ha dispuesto un operativo consistente en desalojar a todos los residentes en el plazo de 48 horas.

Por ello, ha activado un plan de emergencia y ha constituido un gabinete de crisis presidido por la alcaldesa Sonia Castedo, en el que se han integrado los responsables políticos y técnicos de los departamentos municipales de Seguridad, Atención Urbana, Urbanismo, Conservación de Inmuebles, Acción Social, Patronato de la Vivienda, Sanidad, Educación, Deportes, Participación Ciudadana, Coordinación de Proyectos, Hacienda y Asesoría Jurídica.

Al operativo se han sumado el Cuerpo de la Policía Nacional y Cruz Roja, y se han movilizado efectivos de la Policía Local, Bomberos y Protección Civil. Los 157 vecinos del inmueble temporalmente serán trasladados y acogidos en el polideportivo de Ciudad Jardín, donde ya está todo dispuesto para recibirlos. Estos afectados recibirán entre este lunes y este martes una notificación oficial en la que se les comunicará el decreto de ruina del inmueble y la solución de alojamiento futuro, personalizada en cada caso.

El operativo contempla tanto el desalojo y el traslado al polideportivo de Ciudad Jardín como el transporte, almacenaje y custodia de muebles y enseres personales de todos los afectados en depósitos especialmente habilitados para la ocasión.

El citado polideportivo está "absolutamente preparado" para acoger a las familias afectadas, y allí funcionarán equipos de intendencia, apoyo y supervisión para prestar información y asistencia a los afectados, supervisar el uso de las instalaciones y resolver todo tipo de incidencias.

Además, este dispositivo cubrirá sus necesidades alimenticias durante los días en que se prolongue su estancia en el centro de acogida, el servicio médico y la asistencia social, así como la organización de actividades lúdicas diarias centradas en los niños durante su estancia en el recinto.

En el supuesto de que el acogimiento se prolongue hasta las fechas navideñas, se ha previsto también ofrecer comidas y cenas especiales para Nochebuena, Navidad, Año Nuevo y Reyes.

Realojo de los afectados

Las familias afectadas serán realojadas "con rapidez" en viviendas de alquiler del Patronato Municipal de la Vivienda, viviendas del IVVSA y otras soluciones especiales de alojamiento, según las mismas fuentes, quienes han explicado que el Decreto de Emergencia habilita una partida presupuestaria para hacer frente al operativo, y contempla ayudas económicas para los afectados que lo necesiten.

Los portavoces de los partidos políticos que integran el Ayuntamiento han sido informados este lunes de la situación, y han trasladado al equipo municipal de Gobierno su predisposición a colaborar "en cuanto sea necesario" para superar con éxito la situación de emergencia.

Consulta aquí más noticias de Alicante.