El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Barakaldo, reunido en sesión extraordinaria, ha aprobado esta tarde por unanimidad una moción consensuada entre los cinco grupos políticos representados en la Corporación, en la que se recogen una serie de medidas e iniciativas para evitar los desahucios.

Esta moción conjunta surge después de que se lograra aunar las diferentes sensibilidades en un único texto y a raíz de sendas mociones presentadas por el PSE-EE y Bildu en relación con esta lacra social, que provocó la presentación de otros textos alternativos por parte del resto de partidos. El alcalde, Tontxu Rodríguez, ha agradecido en el Pleno a todos los partidos el esfuerzo realizado para alcanzar el consenso.

Según ha informado el Consistorio, el texto consta de 12 puntos, de los cuales nueve son compromisos que adquiere el Ayuntamiento de aplicar medidas para luchar contra los desahucios.

El primer punto insta a remitir a todas las entidades financieras con sucursal en el municipio la exigencia de suspensión inmediata de cualquier proceso de desahucio en Barakaldo de la vivienda habitual de familias que, por razones objetivas, dejen de pagar, tanto sea en propiedad como en alquiler. En relación con esto, pide poner en marcha un proceso de negociación con todas las entidades bancarias sitas en el municipio encaminado a que ninguna vecina o vecino sea despojado de un derecho fundamental.

En función de la actitud y las decisiones que las entidades financieras adopten sobre los desahucios, el Ayuntamiento revisará las relaciones económicas, institucionales y de colaboración con cada una de ellas, llegando incluso a la retirada de los fondos municipales.

Información a la ciudadanía

Con los medios de que dispone el Ayuntamiento, informará a la ciudadanía de la actitud y las decisiones que sobre los desahucios adopte cada caja, banco o cooperativa.

También informará y apoyará a través de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) a las personas y familias deudoras involuntarias que han sufrido un desahucio o están bajo la amenaza de ser desahuciadas, para otorgarles el asesoramiento necesario, en su caso, para suspender el desahucio. A tal efecto, se habilitará un teléfono y un e-mail para atender a las personas afectadas.

En esta línea, establecerá los cauces de colaboración necesarios con las plataformas ciudadanas y asociaciones que combaten los desahucios para facilitar y apoyar sus actividades.

Además, creará de forma urgente un Grupo de Trabajo, con un plazo de trabajo no superior a un mes, para abordar la posibilidad de establecer un programa de ayudas a las personas y familias incursas en procesos de desahucios de extrema gravedad.

CONCENTRACIÓN

Apoyará a las plataformas y asociaciones que combaten los desahucios, convocando a la mayor brevedad posible a la ciudadanía baracaldesa a una concentración con el lema ¡Por el derecho a la vivienda,

No a los desahucios'.

Asimismo, empleará los recursos del Ayuntamiento de uso residencial para dar respuesta a las necesidades de las personas y familias de Barakaldo desahuciadas, siempre que se trate de su vivienda habitual, incentivará la vivienda de alquiler social e instará al resto de instituciones a priorizar el alquiler social sobre cualquier otro sistema de actuación pública en materia de vivienda.

Los otros tres puntos aprobados se dirigen a otras instituciones supramunicipales con competencias en la materia. En concreto, el Pleno Municipal ha acordado instar al Gobierno central a que proceda a la modificación de la legislación hipotecaria, que al menos contemplará la denominada dación en pago en los casos de buena fe y cuando el bien sea la vivienda familiar habitual y el alquiler social, así como su política de aplicación de los intereses de demora.

Por otro lado, lo notificará con carácter urgente a la Presidencia del Gobierno, a la del Congreso de los Diputados, a la del Senado, a la del Parlamento vasco, a la de las Juntas Generales de Bizkaia y a las principales organizaciones de entidades financieras, así como a los principales colectivos y asociaciones que trabajan en apoyo a las personas afectadas por los desahucios.

Finalmente, instará a las Juntas Generales de Bizkaia a ampliar la consideración de sujeto pasivo sustituto del contribuyente a los casos en que, sin llegar a la ejecución hipotecaria, se acepte la dación en pago o se demuestre que la venta de la vivienda habitual no ha generado plusvalía alguna al vendedor.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.