La consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Alicia García, ha avanzado que el jueves mantendrá una reunión con los responsables sindicales presentes en el Comité Intercentros de la Mesa Negociadora del ERE de Paradores y el viernes mantendrá un encuentro con la presidenta, Ángeles Alarcó, para trasladar la "oposición frontal" de la Junta al cierre y llevar así una posición común en pro del mantenimiento de los centros.

García ha respondido de este modo a una pregunta oral en el Pleno plantada por el procurador por UPL, Alejandro Valderas, y ha aprovechado para aclarar que desde que se conoció la decisión del cierre parcial de los centros de Villafranca del Bierzo (León); Benavente y Puebla de Sanabria (Zamora); Cervera en Palencia, Gredos y Tordesillas (Valladolid) la Junta ha realizado numerosas gestiones telefónicas tanto con el ministro de Industria, José Manuel Soria, como con la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego.

"La Junta ya ha manifestado su rechazo total al cierre de Paradores", ha reiterado la consejera, quien ha insistido en la disposición de la Junta para buscar alternativas que hagan viable el mantenimiento de la red de Paradores. "Somos líderes en pernoctaciones y viajeros", ha detallado.

No obstante ha señalado que la situación actual de la red es una "herencia más" del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, ya que, según sus datos, en 2004 el Ejecutivo de Aznar dejó Paradores "saneado" y con beneficios.

Por su parte, el leonesista Alejandro Valderas ha pedido a la Junta que "haga algo más" con el fin de incidir en la defensa de los centros, ya que la red de paradores se "beneficia" de una gran "inversión pública". "Bastaría con recordar que muchos paradores son monumentos y la Junta sí tiene competencias en monumentos, se ha gastado mucho dinero público en los centros" ha aseverado.

"Los Paradores son nuestras playas, no tenemos otras", ha concluido Valderas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.