El stock de vivienda nueva vacía (que se ha promovido en los últimos años y está todavía sin vender) es en términos comparativos tres veces menor en Navarra que en el conjunto nacional. Se calcula que es de 5.000 viviendas en Navarra y de 1.000.000 en el conjunto del Estado.

En cuanto al número de ejecuciones hipotecarias, si bien no existen aún estadísticas fiables, se estima que la cifra es también inferior a la del Estado, según ha expresado esta tarde el director general de Ordenación del Territorio, Movilidad y Vivienda, del Gobierno de Navarra, José Antonio Marcén Zunzarren, en las XI Jornadas de Estudio de Derecho de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), que analizan el impacto de la crisis económica en el derecho a la vivienda y abordan asuntos como la dación en pago o las alternativas a la ejecución de desahucios.

Según ha destacado en su ponencia, a pesar de que el sector empresarial de la construcción de Navarra "está acusando fuertemente" las dificultades de acceso a la financiación de sus proyectos y de la contracción de la demanda, el estallido de la burbuja inmobiliaria está produciendo en Navarra un impacto territorial y socioeconómico "mucho menor" que en el conjunto de España.

Así, y según sus palabras, tras la crisis, "es esperable un fuerte repunte de la demanda que está quedando insatisfecha, y la vuelta a un ritmo de producción de 4.000 a 5.000 viviendas al año, cifras que pueden considerarse habituales para Navarra (lejos de las más de 10.000 que se produjeron en los años del boom)".

El director general de Ordenación del Territorio, Movilidad y Vivienda, ha explicado, además, que cuando finalice la crisis, Navarra dispondrá de importantes bolsas de suelo ordenado en manos de la administración y del sector, preparado para atender las necesidades de vivienda que afloren.

Para Marcén, la colaboración interadministrativa (como por ejemplo, la Mesa del Suelo de la Comarca de Pamplona) y público-privada, ha sido una experiencia "fructífera" en términos de planificación urbanística y desarrollo de la política, que "será importante mantener".

Además, a su juicio, la iniciativa pública debe seguir jugando un papel relevante en la gestión de la política de vivienda, mediante su ente instrumental Nasuvinsa (que en sus 20 años de existencia ha promovido más de 6.800 viviendas protegidas). Y, finalmente, considera que el modelo actual de política para favorecer el acceso a la vivienda en propiedad (basado en la figura de la VPO), debe mantenerse, junto con la política en pro de la "rehabilitación", por "sus altos beneficios sociales, económicos y ambientales".

Las jornadas

Estas jornadas que comenzaron el lunes y culminan este martes, se han celebrado en la Sala Ada Byron, en el edificio Las Encinas del campus de Pamplona con entrada gratuita.

Han sido dirigidas por Beatriz Rodríguez Sanz de Galdeano, secretaria de la Facultad de Ciencias Jurídicas y profesora del departamento de Derecho Privado, que moderó la primera de las sesiones, celebrada ayer de 10 a 18.30 horas.

La jornada dio comienzo con la intervención de Rodríguez Sanz, quien realizó una aproximación al régimen jurídico en materia de vivienda.

Le precedieron la intervención del decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UPNA, José Francisco Alenza, quien corrió a cargo de la apertura del programa y su presentación; la de Martín María Razquin, catedrática de Derecho Administrativo de la Universidad Pública de Navarra, quien repasó la Ley Foral del derecho a la vivienda en Navarra; la ponencia de José Ignacio Labé Valenzuela, letrado del Consejo de Navarra, quien analizó la ley de arrendamientos urbanos y, la intervención de Mª Ángeles Egusquiza Balmaseda, catedrática de Derecho Civil de la Universidad Pública de Navarra, que abordó el mecanismo de la dación de pago. La sesión finalizó con un debate.

La segunda sesión, moderada por el decano José Francisco Alenza García, se ha celebrado este martes, 1, a partir de las 18.30 horas, y en ella se han analizado los principales agentes que están experimentando la crisis del sector y sus consecuencias. La sesión se ha iniciado con la ponencia aludida de José Antonio Marcén Zunzarren, sobre las políticas de vivienda antes y después de la crisis.

Posteriormente, Francisco Javier Isasi, secretario del Juzgado de Primera Instancia de Pamplona, ha presentado una ponencia sobre los problemas y las alternativas en la ejecución de los desahucios. Le ha seguido la intervención de Matías Miguel Laurenz, coordinador del Servicio de Mediación Hipotecaria del Ayuntamiento de Pamplona, para abordar la mediación en materia de vivienda. La jornada ha terminado con un debate final.

Consulta aquí más noticias de Navarra.