Los sindicatos han pedido a la dirección de Paradores de Turismo que retire el expediente de regulación de empleo (ERE) que la dirección de la empresa quiere aplicar en la red de Paradores, además de pedir que se retiren los cierres temporales, tras lo que han recordado que estas medidas, tanto el ERE como los cierres temporales, afectarán al 21,02 por ciento de trabajadores andaluces de paradores.

Fuentes de CCOO han indicado a Europa Press que en la reunión celebrada este martes, los sindicatos han planteado que retire el ERE y los cierres por temporadas, además de pedir más información económica, ante lo que, según las fuentes, "la empresa ha dicho que está dispuesta a negociar, pero que no retira el expediente".

Las fuentes han recordado que el pasado lunes 3 de diciembre se ha constituido la mesa negociadora del ERE, que contempla el cierre total de siete paradores —Albacete, Ayamonte, Ferrol, Manzanares, Puerto Lumbreras, Teruel y Verín—, el cierre por temporada de 27 instalaciones, esto es, Aiguablava, Alcañiz, Almagro, Arcos de la Frontera, Artíes, Benavente, Bielsa, Cardona, Cazorla, Cervera, Fuente De, Gredos, Guadalupe, Limpias, Monforte de Lemos, Oropesa, Puebla de Sanabria, Santo Domingo, Santo Estevo, Seo D'Urgell, Tordesillas, Tui, Vich, Vielha, Vilalba, Villafranca del Bierzo y Zafra.

El cierre por temporada de estos establecimientos afectaría a los contratos de 948 trabajadores y sería de cinco meses.

A esto se debe sumar el cierre de nueve Servicios de Restauración (Restaurantes y Cocinas).

La reducción de plantilla en los centros de trabajo de la red afecta a 644 trabajadores, de las que 107 despidos se ubican en Andalucía.

En concreto, en el parador de Antequera, según la propuesta de la empresa, se despide a ocho trabajadores de 44, un 18,18 por ciento; despidos de cuatro trabajadores y 22 afectados por el cierre de temporada, de un total de 26 en Arcos de la Frontera (un 15,38 por ciento del total); despido de los 29 empleados de Ayamonte (que cierra completamente); ocho despidos en Cádiz de un total de 72 empleados (11,11 por ciento); cinco despidos en Carmona, de un total de 50 (diez por ciento); 28 afectados por el cierre temporal en Cazorla; y 15 despedidos de 62 en Córdoba, el 24,19 por ciento.

En el parador de Gibralfaro habrá ocho despidos de un total de 39 (el 20,51 por ciento); en Granada habrá un despido de un total de 43, un 2,33 por ciento; en Jaén, dos despidos de 45. un 4,44 por ciento; en el Málaga Golf se quiere despedir a cuatro de 46, un 8,7 por ciento, mientras que en el campo de golf del Málaga Golf se quiere despedir a tres de un total de 26, un 11,54 por ciento.

Paradores quiere despedir a cinco empleados de un total de 43 en Mazagón (11,63 por ciento); seis de 46 en Mojácar (13,04 por ciento); tres de un total de 66 en Nerja (4,55 por ciento); se prevé un despido en el parador de Ronda, de un total de 44 empleados, el 2,27 por ciento; y cinco despidos de un total de 38 en el parador de Úbeda, un 13,16 por ciento.

De esta forma, se contemplan 107 despidos en Andalucía de un total de 747 empleados, un 14,32 por ciento, a lo que habría que sumar que otro 6,7 por ciento pasaría a la situación de fijos discontinuos. De esta forma, se verá afectada un 21,02 por ciento del total de la plantilla andaluza.

El sindicato lamenta que "los criterios por los cuales se aplican los despidos no tienen mucho sentido", de forma que, por ejemplo, el parador de Málaga Gibralfaro, "es uno de los que tiene la plantilla más ajustada pero sufre el mayor número de despidos relativos, un 20 por ciento".

CCOO lamenta que los trabajadores de Paradores "llevamos tres años ayudando a la reflotación de la empresa, pues no hemos tenido subidas salariales en el periodo 2010-2012 y además se nos está descontando una catorceava parte de nuestro sueldo".

Critican que, "no obstante a los jefes de departamento se les ha abonado, en los primeros días de diciembre, un complemento salarial variable, del cual nosotros desconocemos los criterios de concesión y cuantía, pero estimamos en una media de 3.000 euros por jefe; y eso se concede en una situación de crisis con 644 despidos y con las condiciones salariales recogidas en el párrafo anterior".

CCOO considera que la Red de Paradores "es rentable, pues no solo se debe tener en cuenta su valor empresarial, sino su impacto en las economías de la zona y las razones por las que se creo la red de paradores".

"La marca Paradores es una marca de calidad turística reconocida en todo el mundo, con un alto nivel de satisfacción por parte de nuestros clientes y que algunos países quieren copiar", han aseverado las fuentes sindicales.

PROPUESTAS

CCOO considera que Paradores "necesita un pequeño ajuste en política comercial y los posibles ajustes de plantilla se pueden realizar de una forma menos traumática, así como la reducción de la deuda".

El sindicato ha efectuado una serie de propuestas, como "convertir la central de reservas en una central de comercialización en vez de cerrar y externalizar el departamento; adecuar el trabajo de los comerciales de las direcciones regionales en cuanto a la oferta en países del entorno BRIC; ofertar la salida de la empresa, con indemnizaciones aceptables, a personas que quieren abandonar la misma; o utilizar la figura del cierre vacacional en vez del pase a establecimientos de temporada".

CCOO propone hacer que "Patrimonio Nacional o Turespaña asuman la deuda de la construcción del Parador de Alcalá de Henares y las reformas del de Cádiz y Villafranca del Bierzo; que se profesionalice la gestión de la empresa, poniendo en la presidencia y alta dirección a personas de las administraciones públicas con conocimientos de hostelería y turismo; reducir los privilegios de las direcciones de los centros, los cuales suponen unos costes importantes en cuanto a manutención o alojamiento".

Asimismo, propone que "se valore la posibilidad de que los paradores cercanos sean gestionados por un solo dirección, sin la asistencia de subdirectores, apoyándose en los jefes de departamento, especialmente el jefe de administración, para el trabajo administrativo y los jefes de cocina, comedor y recepción para la contratación de eventos".

"Los trabajadores estamos luchando, con el apoyo de CCOO, UGT y CGT para que la Red de Paradores continúe siendo una empresa publica como ha sido desde fundación hace ahora 80 año, y para que sigan siendo un referente mundial en el sector de la hostelería y el turismo y el mejor embajador de la marca España", han agregado fuentes sindicales.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.