El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha considerado este martes que la dimisión del presidente del Parlament, Pere Rotger, es "un gesto que le honra" y, además, ha aclarado que esta determinación ha sido una "decisión totalmente de Rotger".

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlament, el líder del Ejecutivo balear ha mostrado su "apoyo personal" a Rotger y ha agradecido su "extraordinario trabajo" realizado al frente de la Cámara.

En relación a si continuará como diputado del Grupo Parlamentario Popular, Bauzá ha explicado que Rotger ha puesto su cargo "de nuevo" a disposición del partido, por lo que serán los órganos internos de la formación los que decidirán "en su momento". "No es cuestión de gustos sino de una decisión del partido", ha reiterado tras ser preguntado sobre si a él le gustaría que fuese parlamentario.