El presidente de la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Ángel Nicolás, ha manifestado que a él "un cura malo no le hace perder la fe", en relación a la detención del expresidente de la CEOE y fundador de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, por supuesto alzamiento de bienes y blanqueo de dinero.

Así lo ha indicado Nicolás en declaraciones a los medios, quien ha confiado en "que actúe la justicia" y "que el sector empresarial no se vea enturbiado" por este caso.

"Espero que seamos lo suficientemente inteligentes como para saber que hay empresarios malos y buenos, al igual que hay jueces malos y buenos y políticos malos y buenos", ha aseverado.

El presidente de la patronal manchega, que ha indicado que "no tiene que decir nada más" sobre este asunto, ha concluido su valoración diciendo: "Como decía mi padre, a mí un cura malo no me hace perder la fe".

Consulta aquí más noticias de Toledo.