El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido de que "no debe existir, ni va a existir, ningún santuario terrorista" y ha señalado que los terroristas que tengan causas pendientes con la justicia "van a seguir siendo localizados, detenidos y puestos a disposición judicial", como lo han sido 31 miembros de la banda terrorista ETA este año.

Asimismo, ha llamado a eliminar su lenguaje "manipulador" al observar que en España no ha habido "conflicto, ni presos políticos ni un proceso de paz", sino una banda "criminal que ha sembrado el dolor" y que es "el rostro de la maldad" y prueba de ello son las víctimas inocentes, ha aseverado.

Fernández Díaz ha participado este martes en Zaragoza, acompañado por la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, entre otras autoridades, en el acto conmemorativo del 25 aniversario del atentado de la banda terrorista ETA contra la Casa Cuartel, en el que el ministro ha insistido en que el fin de la banda pasa por su disolución "incondicional" y la entrega de las armas.

En sus palabras, el ministro ha recordado a las once víctimas mortales del atentado contra la Casa Cuartel, y a los 88 heridos, así como ha agradecido su esfuerzo y trabajo a la Guardia Civil y la Policía.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.