'Carlota', una muñeca que representa a una niña de corta edad, pone cara a un programa presentado este martes por la Junta de Andalucía y la Fundación Márgenes y Vínculos, en el que vienen trabajando desde hace años, para el acogimiento familiar de menores tutelados, una fórmula mucho más beneficiosa para el desarrollo de los pequeños desamparados, en vez de que éstos ingresen en un centro de acogida.

En rueda de prensa, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, junto al delegado territorial de Salud y Bienestar Social, Angel Acuña, y el presidente de la Fundación Márgenes y Vínculos, Francisco Mena, ha detallado los pormenores de esta campaña que pretende sensibilizar y captar el interés de las familias para que participen en este programa que busca reducir un 30 por ciento la cifra de menores de siete años ingresados en centros de protección.

El acogimiento familiar, según ha expuesto López Gil, es la convivencia o integración en una familia extensa (con la que tiene relación de consanguinidad) o ajena, cuando debe ser separado temporal o permanentemente de sus padres o tutores. Se trata así de una medida de protección solidaria con los menores y sus familias biológicas, que evita su estancia en centros de protección de menores, les ofrece la posibilidad de desarrollarse en una familia y mantener, al mismo tiempo, una vinculación con sus padres y hermanos. Por ello, el acogimiento familiar es incompatible con la adopción, que conlleva la ruptura de vínculos con su familia biológica.

Con el lema "Familia cien por cien corazón", la campaña busca implicar en el programa a más familias, consideradas éstas no desde el punto de vista tradicional, sino monoparentales o entre parejas del mismo sexo. Preferentemente, tendrán que tener de 32 años en adelante, con una situación social y económica estable, con o sin hijos biológicos y con disponibilidad de tiempo para atender las necesidades de los pequeños.

Así, pueden colaborar todas aquellas familias dispuestas a prestar la atención y el cariño que necesita el menor hasta que se resuelva la situación; ayudados por un equipo de profesionales especializados que valorará y propondrá a la familia más adecuada en cada caso. Igualmente, podrán recibir una ayuda económica para hacer frente a los gastos derivados del acogimiento.

El impulso de esta iniciativa se apoya en un dictamen del Senado de 2010 que advertía de la tendencia excesiva de las administraciones a acoger a los menores en residencias en lugar de en familias voluntarias, sobre todo a los menores de siete años, para evitar los daños que produce la falta de vínculo emocional estable cuando son separados de sus familias y acogidos en un centro, que "carece de la calidez del hogar", tal y como ha subrayado el delegado territorial de Salud y Bienestar Social.

Acuña ha señalado igualmente el "importante avance" que ha habido en este sentido en los dos últimos años, tras producirse una reducción del 30 por ciento de menores ingresados en centros de acogida. "Criar y educar hijos ajenos es una doble responsabilidad que tenemos que apoyar", ha señalado el delegado, que ha precisado que existen varios tipos de acogimiento: el simple o transitorio, con una duración máxima de dos años; el permanente, que puede prolongarse hasta la mayoría de edad; el de urgencia, de seis meses prorrogables otros tres; y el acogimiento profesionalizado, para menores que necesitan atención especial.

16

Años desarrollando el programa

La Fundación Márgenes y Vínculos lleva 16 años desarrollando este programa en la provincia de Cádiz, desde que se pusiera en marcha el 21 de diciembre de 1996 a través de un convenio con la entonces consejería de Asuntos Sociales, a través de la Dirección General de Infancia y Familia.

Los acogimientos se inician un año después, siendo el primero de ellos en la localidad de Castellar de la Frontera. Allí, según ha precisado Mena, esta misma familia que inició el programa lleva acogidos a casi 40 menores desde entonces.

Y es que "a pesar de la que está cayendo" no sólo no ha bajado el número de familias acogedoras sino que se han incrementado, según ha señalado Mena, que ha explicado que en la actualidad el programa cuenta con 331 familias dispuestas para los menores. En lo que llevamos de año, el programa ha supuesto un hogar para 543 menores.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.