La Plataforma de sindicatos de empleados públicos de Castilla-La Mancha —CCOO, UGT, STAS-Intersindical, ANPE, USO y GESTHA— se movilizarán contra los recortes a los trabajadores de la Administración regional el próximo jueves 20 de diciembre, con una manifestación en Toledo y con movilizaciones en el resto de provincias.

Así lo han indicado los representantes de estos sindicatos en rueda de prensa, donde han mostrado "su rechazo" hacia los recortes que están sufriendo los funcionarios de la región y por la "destrucción de los servicios públicos en Castilla-La Mancha".

Asimismo, han anunciado que el próximo 16 de febrero se manifestarán en Toledo en contra de los recortes que han sufrido desde que María Dolores de Cospedal es presidenta y que esperan que tenga la misma acogida que la que hicieron en febrero del 2011.

Esta plataforma ha hecho un llamamiento a todos los ciudadanos, organizaciones, asociaciones y colectivos de Castilla-La Mancha a que se sumen a estas dos jornadas de protesta. También han indicado que realizarán concentraciones el próximo lunes 17 de diciembre por la no revalorización de las pensiones.

Escrito en las cortes

Además, han presentado un escrito en las Cortes de Castilla-La Mancha este martes para mostrar su rechazo a los Presupuestos regionales para 2013, pues a su juicio, son los "más injustos e irreales y su aplicación supone un retroceso en los derechos sociales".

Así, en este documento los sindicatos "instan a los dos grupos parlamentarios a que pongan los medios a su alcance para evitar que su aprobación provoque un grave perjuicio para los ciudadanos".

Dimisión del gobierno de cospedal

El portavoz de STAS-Intersindical, Gustavo Fabra, ha señalado que la mitad de los dirigentes del Gobierno de Cospedal "deben dimitir" por los "recortes" que se han producido en los departamentos que dirigen y tienen que ser sustituidos por dirigentes que "no sean enemigos" de los servicios públicos.

De su lado, la portavoz de UGT, Carmen Campoy, ha indicado que con los recortes que están sufriendo los ciudadanos de Castilla-La Mancha "ha dejado de existir el Estado del Bienestar", y por este motivo "van a salir a la calle" para "decir basta a esta situación de eliminación de derechos sociales".

Finalmente, el representante de GESTHA, Fernando Barrios, ha manifestado que los niveles de precariedad en Castilla-La Mancha han aumentado en un año en un 18 por ciento pues han pasado de 790.000 personas que se encontraban en esta situación en 2011 a 968.000 ciudadanos que viven en condiciones precarias en este año.

Consulta aquí más noticias de Toledo.