Asamblea de Madrid
Asamblea de la Comunidad de Madrid. Comunidad de Madrid

El presidente de la Asamblea de Madrid, José Ignacio Echeverría, ha comunicado a los grupos parlamentarios la suspensión de las invitaciones que hacen los grupos para asistir a los plenos, después de que la semana pasada tuviera que suspenderse momentáneamente la sesión por los altercados de los invitados.

Según han explicado fuentes parlamentarias, Echeverría comunicó su decisión a los grupos durante la reunión de la Mesa que se celebró este lunes, en la que recordó los gritos proferidos por los invitados que se encontraban en la tribuna durante el pleno del pasado miércoles en contra de las medidas sanitarias que pretende poner en marcha el Gobierno regional.

La prohibición se ampara en los artículos 55, 137 y 138 del Reglamento"Quiero comunicarles que, después de lo ocurrido en el último pleno, que trajo como consecuencia la suspensión del mismo en cuatro ocasiones para expulsar a invitados, esta Presidencia ha decidido, amparándose en los artículos 55, 137 y 138 de nuestro Reglamento, así como en el informe jurídico de nuestros servicios de fecha 9 de febrero de 2006, suspender hasta nueva decisión las invitaciones de los grupos políticos", explicó el presidente.

Echeverría recordó que ya en diciembre del pasado año y en enero de 2012 tuvo que pedir a los grupos parlamentarios su colaboración para que sus invitados "se comportasen con la debida corrección" en la tribuna durante los plenos, "como exige el Reglamento".

"Dado que continúan produciéndose altercados en la tribuna de invitados es por lo que esta Presidencia les comunica su decisión", zanjó. No es la primera vez que la Asamblea de Madrid toma la decisión de cerrar la tribuna de invitados; ya ocurrió en la pasada legislatura, por orden de la entonces presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez, quien el 13 de mayo de 2009 decidió suspender la presencia de invitados como consecuencia de los altercados que se habían producido en el pleno celebrado el 7 de mayo.

Aquel día varias decenas de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo increparon en el hemiciclo a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y en la calle lanzaron tuercas, piedras y cubitos de hielo contra el Parlamento.

La suspensión duró tres semanas, hasta el 4 de junio de 2009, cuando se volvió a permitir la presencia de invitados en la tribuna con condiciones, como que si un invitado era desalojado del hemiciclo por alterar el orden no podría volver en toda la legislatura, y el grupo parlamentario que le invitó sería penalizado sin poder invitar a nadie durante dos plenos.

Otra condición impuesta para volver a admitir invitados era que los ciudadanos que quisieran asistir al Parlamento deberían firmar a su llegada un escrito en el que se dieran por enterados de las reglas que debían regir su comportamiento durante las sesiones (no hablar, no aplaudir, no arrojar objetos, no exhibir pancartas) y de las "responsabilidades penales" en las que podrían incurrir si las vulneraran.

Consulta aquí más noticias de Madrid.