Nuclenor ha comunicado a los trabajadores de la central nuclear de Santa María de Garoña que "vayan preparando todo" para que este centro "deje de funcionar el próximo domingo a las 24.00 horas", según publica en su edición de este martes el diario El Norte de Castilla.

Según el rotativo la decisión se fundamenta en la nueva Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética, que recibirá su visto bueno definitivo esta semana. La legislación contempla el pago de un nuevo impuesto que tendría que abonarse a partir del próximo 1 de enero por extraer el reactor de combustible gastado, lo que supondría unos 2.190 euros por cada kilo de residuos.

Asimismo, el periódico apunta a que el Ministerio de Industria mantiene conversaciones con las empresas Iberdrola y Endesa, propietarias al 50 por ciento de la central de Burgos, no sólo se está hablando de Santa María de Garoña, sino de la rentabilidad del conjunto de la red nuclear.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.