Activistas antidesahucios e inquilinos del Ayuntamiento toman las Torres Kio y la EMVS

  • Una veintena de personas acampó en el recibidor principal con la intención de permanecer hasta que la entidad les diese una solución.
  • Fueron sacados en volandas del edificio tras dos horas de encierro.
  • Tres inquilinos del Ayuntamiento se encaramaron a la fachada de la sede de la EMVS para evitar que el Consistorio les deje en la calle.
Activistas antidesahucios protesta en el interior de una de las Torres Kio.
Activistas antidesahucios protesta en el interior de una de las Torres Kio.
Asamblea Virtual - @AsambleaVirtual

Una veintena de activistas y miembros de la Plataforma Afectados por la Hipoteca de Madrid (PAH) tomaron el recibidor principal de la sede de Bankia —antigua Caja Madrid— situada en las Torres Kio de Madrid para exigir el cumplimiento del derecho a la vivienda recogido en la Constitución y en la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo día mundial se celebraba este lunes.

La entrada se produjo sobre las 13.00 horas. En un primer momento, los vigilantes jurados impidieron el acceso, por lo que un grupo se dirigió a la entrada del aparcamiento del edificio para intentar pasar. Finalmente, una veintena de personas logró colarse en el interior al grito de "No hay pan para tanto chorizo" y "Si Bankia es nuestra, sus casas también".

Agentes antidisturbios de la Policía Nacional identificaron a los manifestantes que apoyaban a sus compañeros desde el exterior. Además, intentaron convencer a los acampados de que abandonasen la protesta, sin conseguirlo.

Estos permanecieron en el interior demandando que "un representante de Bankia con poder de decisión" se comprometiese a revisar la situación de los amenazados por desahucios que llevan semanas durmiendo frente a la sede central de la entidad en la plaza del Celenque.Bankia se negó y trasmitió a través de su personal de seguridad que cada familia debía acudir a negociar en su oficina de manera invididual.

Pasadas las 15.00 horas, los antidisturbios comenzaron a sacar a los manifestantes en volandas del edificio. Pese a sentarse y tumbarse en el suelo agarrados por brazos y piernas, fueron desalojados en 10 minutos sin que se produjesen incidentes. Los agentes fueron increpados por "colaborar con los que echan gente de sus casas". "Hoy sois uniformados; mañana, desahuciados. ¿A quién defendeis?", corearon los activistas.

Desahucio municipal

En paralelo, miembros de una familia de Lavapiés se encaramaron al voladizo sobre la puerta principal de la sede de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS), organismo dependiente del Ayuntamiento y que les quiere desahuciar por no poder hacer frente al alquiler.

Antonio Montoya, padre de familia, su hijo y un miembro de la Asamblea Popular de Lavapiés —vinculada al movimiento 15-M— se subieron al altillo ayudados de una escalera y colocaron pancartas y una tienda de campaña para denunciar que el Consistorio les quiere echar de su casa. El desahucio estaba previsto para este martes.

El Ayuntamiento de Madrid aceptó recibirles para tratar su situación, por lo que, finalmente, decidieron bajar a petición de la Policía Nacional. Tras una hora de reunión, la Asamblea de Lavapiés informó de que la EMVS aceptaba paralizar el desahucio y tratar de llegar a una solución, como adaptar la cuota a los ingresos de la familia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento