La Sección Primera de la Audiencia de Ciudad Real tiene previsto juzgar el próximo lunes, 10 de diciembre, a un hombre de 39 años, J.J.G. acusado de un delito de agresión sexual con acceso carnal por unos hechos ocurridos en Daimiel en 2008.

Según se recoge en el escrito de acusaciones, al que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal pide para este hombre una pena de nueve años de cárcel y la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante la pena de prisión y dos años más.

Los hechos ocurrieron sobre las 05.00 horas del 6 de marzo de marzo de 2008, cuando el hombre se encontraba en la vivienda de la chica, C.B.D.V. e iniciaron una discusión porque él quería ir a comprar más alcohol y elle le pidió que se fuera a dormir.

El hombre arrancó el cable de la radio y se le ató al cuello de ella, saliendo al patio de la casa, donde cogió otro cable y la maniató sujetándola a las manetas de una puerta.

Posteriormente, le golpeó la cabeza contra la pared e intentó una penetración anal que no consiguió por la resistencia, aunque, posteriormente, si consumó una penetración vaginal.

Tras los hechos, la chica se trasladó, descalza, a la casa de su madre, aunque no contó nada de lo ocurrido, hasta que tuvo que ser asistida por un médico.

La hermana de la víctima se acercó a la casa de ésta donde todavía estaba el acusado, portando un cuchillo de grandes dimensiones, comprobando el desorden que había en la casa y se marchó.

Finalmente, el procesado intentó lavar su ropa interior para borrar huellas antes de que llegaran los agentes policiales, a los que estuvo esperando.