La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha defendido que "aquellos que en algún momento de nuestra historia han tratado o tratan de poner en duda el concepto de soberanía nacional, residenciándolo en identificaciones políticas o territoriales distintas a las del territorio nacional y los ciudadanos de toda España, sencillamente se equivocan".

Cospedal ha realizado estas manifestaciones en el acto institucional con motivo del XXXIV aniversario de la Carta Magna, ante el presidente de las Cortes, Vicente Tirado, y del Tribunal Superior de Justicia de la región, Vicente Rouco, entre otros.

En este marco, se ha preguntado que "si se pone en duda en quién se residencia la soberanía nacional, es decir en el pueblo español, ¿quién pondrá los límites de hasta dónde podemos llegar, va a ser solo una parte de nuestra nación la que decida por todos, va a ser la población de una provincia la que decida por todos o van a ser los ciudadanos de una única o varias comunidades las que decidan por todos?. El pueblo español somos todos y todos tenemos que decidir sobre nuestro futuro y nuestra organización", ha sentenciado.

De igual modo, la titular del Ejecutivo regional ha puesto en valor la diversidad de los pueblos de España que se contempla en la Carta Magna, pues a su modo de ver "no hay patrimonio español más fecundo que aquel que reconoce la pluralidad y diversidad de todas las culturas que integran la nación española".

Esto le ha llevado a señalar que no hay una norma "tan elástica" como la Constitución española, "donde pueden vivir con comodidad todos aquellos que se sienten españoles y aquellos que, además de españoles, se pueden sentir otras cosas".

Defensa del estado de las autonomías

En este acto institucional que ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida la presidenta ha hecho un alegato de defensa del Estado de las Autonomías que, según ha recordado, declara la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, al tiempo que reconoce y garantiza la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

Cospedal, luego de defender que este modelo ha sido "pródigo en bondades", ha admitido que muchos ciudadanos creen que el Estado de las Autonomías se tienen que poner en cuestión, pero ha defendido que este modelo no se puede "demonizar por la desafección por algunos gestores públicos o políticos, ni por la crisis".

Dicho esto, la presidenta ha incidido en "corregir" los "abusos y los excesos" que se han cometido, en reducir "duplicidades y paralelismos, así como el número de personas dedicadas a funciones públicas, que se ha multiplicado", a fin de garantizar la continuidad de este modelo que tanto beneficio ha generado en el país.

"Solo hace falta tener sentido común, administrar con austeridad y sobriedad y tener claro que de esta manera se puede garantizar la sociedad del bienestar".

éxito colectivo sin precedentes

La titular del Ejecutivo castellano-manchego ha proseguido manifestando que, en la historia, los momentos extraordinarios no son muchos y a veces ocurre "un milagro o un acontecimiento extraordinario" que todo lo cambia, como ocurrió en España con la Constitución de 1978, "que sin duda ha sido uno de los éxitos colectivos más importantes que ha tenido la sociedad española".

"Si hoy somos dueños de nuestra voluntad política y gozamos de condición de ciudadanos es por el coraje de todo el pueblo español que en 1978 alumbró nuestra Constitución", ha dicho la presidenta regional, que de igual modo ha puesto en valor el "acto de generosidad sin precedentes", las renuncias y los sacrificios que en busca del interés general se acometieron en ese momento para poder alcanzar el consenso y la prosperidad del país.

Asimismo, ha recordado que la Carta Magna se elaboró con la firme voluntad de ser "de todos, y hoy es la ley de leyes que enmarca el espíritu de concordia que tenemos que recuperar con urgencia absolutamente radical".

Reformar el sistema educativo

En otro orden de cosas, y aprovechando que "en estos días tanto se habla de los derechos a la educación", Cospedal ha incidido en la necesidad acometer una reforma del sistema educativo, empezando por la enseñanza pública, en busca de la excelencia y calidad, pero siempre teniendo "claro" que debe prevalecer los intereses de los niños a los que hay que educar.

Para ello, según Cospedal, es necesario fijarse más en contenidos como la autoridad y la dignidad de los profesores, "que en otro tipo de derechos", y también en que todos los estudiantes puedan terminar la educación obligatoria dentro de calidad y excelencia.

Dar valor a lo esencial

Previamente, el presidente de las Cortes, Vicente Tirado, apelando a los valores que alumbraron la Carta Magna de 1978, ha manifestado que es preciso acometer "renuncias, sacrificios y esfuerzos" para poder avanzar "todos juntos".

De igual modo, ha dicho que es necesario potenciar lo que une, los diálogos sinceros, los acuerdos y los pactos. "Es momento de consenso que sepa dar valor a lo esencial sobre los accesorio", ha puntualizado.

El presidente del Parlamento castellano-manchego ha aseverado que éste es un momento "decisivo" tanto para el futuro de España como para el de Castilla-La Mancha y debe primar una acción decidida en favor de ensalzar los valores de "las mejores etapas de nuestra historia, como el trabajo, el diálogo, la unidad en defensa de una patria plural y de una sociedad democrática avanzada".

"Es momento de tener confianza, de trasmitir ilusión y de sentirnos orgullosos de ser castellano-manchegos y españoles", ha apuntado Tirado, que ha insistido en la unidad de acción para ganar el futuro del país.

Concurso de dibujos

El acto institucional para conmemorar este XXXIV aniversario de la Constitución de 1978 ha arrancado con la lectura de tres artículos del texto por parte de los ganadores del concurso de dibujo infantil 'La Constitución y los niños', convocado por las Cortes de Castilla-La Mancha con la pretensión de acercar las instituciones a la ciudadanía.

Así, Jaime Peña ha dado lectura al artículo 49, que hace alusión a la atención a los disminuidos físicos, María Serna ha leído el artículo 27, el del Derecho a la Educación, mientras Lorena Zambudio ha aludido al artículo 14, el de Igualdad ante la Ley.

Todo ello ha tenido lugar en presencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco; el fiscal jefe de Castilla-La Mancha, José Martínez; los integrantes de la Mesa de las Cortes, el delegado del Gobierno, Jesús Labrador; así como de los integrantes del Consejo de Gobierno, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Toledo.