El anuncio del cierre del Parador de Teruel ha generado el rechazo en todos los sectores de la provincia, lo mismo que el cierre temporal del Parador de Alcañiz que, sólo abrirá en temporada alta durante cinco meses al año. El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, ha dicho que es "incongruente" que el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) dé ayudar a proyectos hosteleros y la Administración cierre un establecimiento de carácter público.

Los trabajadores han comenzado ya con las movilizaciones. Blasco ha recibido este jueves a los representantes de los trabajadores, a los que ha trasladado su oposición al cierre y ha indicado que trabajan para intentar evitarlo.

En la reunión que el alcalde ha mantenido con los representantes de los trabajadores del Parador de Teruel, según ha explicado después, en declaraciones a los medios de comunicación, Blasco les ha trasladado que "nos oponemos con toda la contundencia del mundo al cierre del Parador de Teruel" porque el turismo "es un sector estratégico para la provincia de Teruel", así que "no debemos consentir que se cierre".

En este sentido, el alcalde ha señalado que "sería un poco incongruente" que el FITE incluya partidas "para ayudar a la apertura de establecimientos hosteleros y turísticos, al tiempo que una Administración pública fomente el cierre de un establecimiento turístico de carácter público".

Blasco ha agregado que el Parador de Teruel "no es una ruina, aunque puede que haya que hacerlo rentable porque nadie quiere que una Administración pública pierda dinero". Además, ha recordado que en la ciudad existen en este momento "dos hoteles de un nivel medio- alto en obras y otros dos van a arrancar en las próximas semanas", así que "si la iniciativa privada apuesta por el sector, la pública no puede darle la espalda".

El alcalde turolense se ha comprometido a varias medidas con los trabajadores. De un lado, ha señalado que la próxima semana habrá una reunión con la Secretaría de Estado de Turismo en la que participará él y el diputado popular Santiago Lanzuela. Además, ha asegurado que "la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, hablará con el Gobierno para averiguar los motivos y evitar el cierre".

El lunes, día 10 de diciembre, en la Junta de Gobierno Local "haremos un pronunciamiento" al respecto que se hará extensible a los grupos que no están representados en es órgano, a través de la Junta de Portavoces. A mediados de este mes se celebrará el Pleno de Presupuestos, "si para entonces no ha habido una respuesta positiva, haremos un nuevo pronunciamiento", ha resaltado Manuel Blasco.

Por su parte, la secretaria provincial de Comisiones Obreras, María Luz Benedicto que, también ha participado en el encuentro ha afirmado que "esta decisión lleva a la provincia a una situación complicada".

Benedicto ha insistido en que "existe la clientela y la oportunidad de negocio, así que no entendemos por qué se ha tomado esta decisión", tampoco si se tienen en cuenta los datos económicos de los paradores de Teruel y de Alcañiz porque "no son cifras ruinosas sino que son viables y sostenibles", al tiempo que ha asegurado que "hay paradores con datos económicos peores que no se incluyen" en estas medidas que considera "injustas y desproporcionadas".

Ha pedido al alcalde de Teruel que "además de las declaraciones de apoyo que, son importante, queremos que su planteamiento vaya más allá". Algo en lo que ha confiado la sindicalista para que "entre todos podamos sacar de este atolladero a los dos Paradores que se están viendo afectados por este expediente".

De momento, los trabajadores han celebrado este miércoles una concentración que, se repetirán en los próximos días, no descartan las jornadas de huelga, ni tampoco establecer acciones conjuntas con los trabajadores de Alcañiz.

Oposición de la dpt

También la presidenta de la Diputación Provincial de Teruel, Carmen Pobo, ha afirmado que "estamos disgustados" con estas decisiones porque los Paradores de Teruel y de Alcañiz dan a la provincia "un plus turístico".

Pobo ha afirmado que "nos hemos reunido con el director y estamos reuniendo todos los datos para comprobar que no es deficitario", en el caso de Alcañiz ha recordado el tirón que supone MotorLand que "da trabajo continuo a la hostelería" y que hace más incomprensible la decisión de su cierre temporal.

El objetivo será insistir ante el Gobierno central "que nos dejen el Parador porque, no siendo deficitario, no hay razones para que se cierre". Así que ha pedido a la Administración central que "reflexionen y vean las posibilidades que hay porque queremos tener nuestros paradores".

Rechazo de los hosteleros

También los hosteleros de la provincia han expresado su rechazo a la decisión. Así, el presidente de la Asociación Teruel Empresarios Turísticos, Juan Ciércoles, ha explicado, en declaraciones a Europa Press que "si queremos ser un referente en el sector turístico, tenemos que mantener los Paradores".

Ciércoles ha subrayadao que "queremos reunirnos con Paradores de España para analizar la situación".

Consulta aquí más noticias de Teruel.