Empleados públicos han entregado más de 3.400 firmas en el registro de la Xunta de Galicia en San Caetano y en el del Parlamento gallego para reclamar la recuperación de la paga extra, que proponen cobrar en enero de 2013, con cargo a las cuentas públicas de dicho año.

Además de las rúbricas, los trabajadores han adjuntado un escrito dirigido al recién nombrado presidente del Gobierno autonómico, Alberto Núñez Feijóo. En la Cámara, también han trasladado una copia del texto a los grupos parlamentarios, a los que piden "apoyo y mediación", según ha explicado a Europa Press la presidenta de la junta de personal de los servicios centrales de la Xunta, Pilar de Celis.

La representante de los empleados públicos denuncia que el Ejecutivo gallego "no rebaja el número de asesores, ni el de asistencias técnicas", y señala que en estos ámbitos tiene "muchas partidas" en las que el recorte "sería más eficiente".

Porque la supresión de la paga extra va a generar "un círculo vicioso", por ejemplo, con respecto a la situación del pequeño comercio, advierte De Celis. De hecho, la junta de personal de la Xunta pretende reunirse con los representantes del comercio de Santiago "para intercambiar opiniones sobre el efecto de la retirada de la paga extra" y con el objeto de "buscar apoyos mutuos".

"completamente legal"

En concreto, la propuesta de la junta de personal, a la que se sumó el comité de empresa, consiste en "el adelanto de la paga extra de junio de 2013 para enero del mismo año". "Esta medida no implica renunciar al derecho de la paga extra de diciembre de 2012", precisa, "sino que supone una medida compensatoria mientras se sustancie la vía judicial o se produzca la eventual recuperación por parte del Gobierno".

"Queremos insistir en que se trata de una medida completamente legal y que no incumple el Real Decreto que suprimió la percepción de la paga extra de diciembre de 2012", subrayan los funcionarios.

Siguen las movilizaciones

Por otra parte, desarrollan otra campaña que busca "desbloquear" cuestiones relativas a las condiciones laborales de los trabajadores. De Celis ha explicado que se trata de aspectos "organizativos" como la posibilidad de pedir días de vacaciones sueltos —y no por bloques de cinco—, a raíz de la suspensión de los denominados 'moscosos'.

Los empleados públicos, ha indicado la presidenta de la junta de personal, continuarán movilizándose los jueves en el exterior de las dependencias de la Xunta y, además, respaldarán las protestas convocadas por los sindicatos para el próximo día 19, en varias ciudades de la Comunidad.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.