La organización ecologista WWF ha reaccionado a la reanudación de las obras de depuración del entorno de Doñana —que garantizaría en el primer trimestre de 2013, cuando concluyan los trabajos y se inicien las pruebas de funcionamiento, la correcta depuración de las aguas que vierten en las proximidades del Parque Nacional— señalando que desconfía del anuncio y que en principio se mantienen todas las acciones iniciadas al respecto por parte del colectivo.

Dichas iniciativas —fundamentalmente, la queja ante Europa, la denuncia ante la Guardia Civil, una campaña 'on-line' de recogida de firmas y la labor informativa a los municipios implicados—, según ha explicado a Europa Press el coordinador para Agua y Agricultura de WWF en Doñana, Felipe Fuentelsaz, durarán hasta que la depuración se concrete de manera efectiva.

Hasta entonces, "no podemos hacer ninguna valoración", ha indicado Fuentelsaz, que ha recordado que a día de hoy "se siguen vertiendo cinco millones de litros de agua sin depurar". "No nos podemos fiar porque son diez años de espera y hemos visto pasar dos proyectos", ha añadido, especificando que el colectivo continuará "vigilando" la zona.

Y es que, pese al anuncio de reanudación de los trabajos, "pasarán las navidades y seguiremos con aguas residuales sin depurar", ha recordado el coordinador de Agua y Agricultura de WWF en Doñana, que ha recalcado que esta circunstancia "nos entristece", máxime cuando "tanto la Junta como el Ministerio saben de la problemática desde hace muchos años".

"En estos días se cumple un año de la paralización de las obras, y han tardado todo este tiempo para retomarlas", ha lamentado Fuentelsaz, que ha recordado que "no hay que felicitar a la administración por cumplir con su obligación después de muchas promesas, estamos totalmente descontentos".

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha señalado este miércoles que, el Ministerio, una vez asumidas de nuevo las competencias en esta obra, se hace cargo así de los trabajos que faltan por ejecutar en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de Almonte-Rociana y de Bollullos Par del Condado (Huelva), para que en los próximos meses funcionen a pleno rendimiento y tengan la capacidad suficiente para tratar una carga contaminante de 50.000 habitantes equivalentes y un caudal de tratamiento de 8.000 metros cúbicos al día.

Consulta aquí más noticias de Huelva.