La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a cinco personas por el robo en los dos últimos meses de más de 2.000 kilos de cable de cobre procedente, principalmente, de repetidores e instalaciones deportivas municipales de la región.

Con estas detenciones, se han esclarecido 22 sustracciones perpetradas en Torrelavega, Santillana del Mar, Polanco, Reinosa, Los Corrales de Buelna, San Vicente de la Barquera, Renedo, Cabezón de la Sal, Ontaneda, Santa María de Cayón y Astillero, entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre pasados, han informado fuentes del Cuerpo en un comunicado.

A los detenidos, cuyas iniciales son P.F.F., C.C.P., J.G.R., S.G.R. y M.L.L., se les consdiera responsables, con diferente grado de participación, en la sustracción, quemado, almacenamiento, transporte y venta de los más de 2.000 kilos de cable.

Tres de las detenciones se llevaron a cabo el pasado 7 de noviembre, después de que se alertara a la Guardia Civil de Renedo de Piélagos del robo de cable de cobre en el repetidor de televisión de Puente Viesgo. Se consiguió localizar y detener a tres personas que llevaban unos 100 metros de manguera de cable en el coche en que viajaban, así como una cizalla, un pico y una barra de uña grande.

Tras estas detenciones, se hizo cargo de la investigación la Guardia Civil de Torrelavega, que pudo esclarecer en un primer momento tres robos de cobre en el repetidor de Puente Viesgo realizados entre el 29 de octubre y el 7 de noviembre.

Los investigadores sospecharon que los detenidos estaban implicados en más robos de cable de cobre, además de estar relacionados con otras dos personas que, a raíz de inspecciones a chatarrerías de la provincia, figuraban como vendedoras de diferentes cantidades de cobre.

Estas dos personas habían efectuado ventas de más de 2.000 kilos de cobre en los dos últimos meses, sin tener ninguna actividad relacionada con la utilización de dicho material. También se averiguó que el cobre que entregaron para la venta era manguera de cableado, habitualmente quemada.

Con estos y otros datos, los investigadores llegaron a la conclusión que estas cinco personas tenían diferente grado de implicación en los hechos, siendo unos los supuestos autores de los robos y otros los encargados de la venta, por lo que se detuvo a todos ellos.

33

Detenidos o imputados este año

Dentro del plan de lucha contra el robo de cableado de cobre que lleva a cabo la Guardia Civil de Cantabria, en lo que va de año se ha detenido o imputado a 33 personas por este tipo de hechos.

La Guardia Civil realiza estas actuaciones mediante vigilancias en los lugares susceptibles de cometerse estos robos, así como realizando seguimientos e inspecciones tanto de los lugares donde se puede almacenar, vender o incluso donde se quema el cableado.

Para prevenir este tipo de hechos, se recomienda que cuando se observen vehículos o personas sospechosas de manipular arquetas con cableado o cerca de obras, se avise a las fuerzas de seguridad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.