El encuentro que enfrentó en la noche de este pasado martes al Málaga C.F y al Anderlecht, correspondiente a la primera fase de la Champions League, ha dejado un saldo de 11 detenidos, todos ellos aficionados belgas, tras los incidentes que protagonizaron los hinchas en las horas previas al encuentro y durante el mismo. Además, ocho efectivos del cuerpo de Policía Nacional resultaron heridos, tras su intervención, por los seguidores belgas.

La primera de las actuaciones policiales se registró en el centro histórico de la capital, durante la madrugada del lunes al martes —previa al encuentro—, en la que fueron detenidos seis aficionados del Anderlecht.

Esta actuación provocó la detención de seis hinchas belgas, una vez que efectivos de la Policía local actuó cuando estos aficionados estaban ocasionando daños en el mobiliario urbano. Concretamente, rompieron varios paneles publicitarios, arrancaron las plantas de los maceteros situados en la vía pública. Los detenidos fueron trasladados a la Comisaría Provincial de Policía para la tramitación de las diligencias correspondientes.

Por otro lado, durante el descanso del partido —según ha informado la Policía Nacional, a través de un comunicado— agentes de este cuerpo tuvieron que llevar a cabo una intervención ante los incidentes que, de nuevo, los aficionados belgas estaban provocando.

Tras el lanzamiento de numerosas botellas y distintos objetos, que provocaron daños en las instalaciones de La Rosaleda y heridas entre los efectivos policiales, fueron detenidos cinco aficionados, a los que se les imputan los delitos de atentado agentes de la autoridad y de daños en instalaciones deportivas.

Los detenidos, en unión de los atestados policiales y con la valoración de los daños causados, han pasado a disposición de la Autoridad Judicial correspondiente.

Consulta aquí más noticias de Málaga.