El Grupo Parlamentario Socialista de las Cortes de Aragón pretende subir el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las rentas altas y recuperar impuestos para frenar el rumbo "absolutamente antisocial y profundamente conservador" que a su juicio está tomando la política del Gobierno de Aragón. El portavoz socialista, Javier Sada, ha presentado las enmiendas al proyecto de ley de Medidas Fiscales y Administrativas de 2013.

Los socialistas quieren, con sus enmiendas, que la Administración autónoma recaude 47 millones de euros por un nuevo gravamen sobre los depósitos bancarios y hasta 150 millones por otras tasas e impuestos.

Tras afirmar que el Ejecutivo aragonés "sigue golpeando" la Educación, la Sanidad, la cohesión territorial y la investigación, y que su objetivo es "dar ventajas a los que más tienen para quitarle derechos y dinero a los que menos tienen", Javier Sada ha propuesto —y así lo recoge una enmienda— bajar hasta el 11,25 por ciento el tipo impositivo aplicable a las rentas más bajas, que actualmente pagan un 12 por ciento.

La enmienda del Grupo Socialista recoge dos nuevos tramos para las rentas más altas, que pagarán un 23,5 por ciento si la base liquidable es de hasta 100.000 euros y un 25 por ciento si la base liquidable se sitúa entre 100.000 y 180.000 euros.

También para el tramo autonómico del IRPF el PSOE pide que se aprueben deducciones para la compra de libros de texto y el pago del comedor escolar a las rentas más bajas, así como reducir el copago farmacéutico de los pensionistas, apoyar la rehabilitación de viviendas para asegurar su eficiencia energética y la adaptación para personas dependientes y fomentar la incorporación de jóvenes al sector agropecuario.

Asimismo, el PSOE apuesta por volver a cobrar el impuesto de sucesiones y donaciones a las rentas altas, que la Administración cobre el impuesto sobre las instalaciones de transporte por cable en estaciones de esquí y que las tasas sobre el juego vuelvan al nivel de hace dos años.

Además de la proposición de ley cuyo objetivo es gravar los depósitos bancarios, presentada la semana pasada en las Cortes, el Grupo Socialista ha presentado una enmienda al proyecto de ley de medidas fiscales y administrativas para gravar los depósitos bancarios. Javier Sada ha recordado que fueron los Gobiernos socialistas de otras comunidades —ha citado Extremadura— los que regularon este gravamen y que el Tribunal Constitucional (TC) ha autorizado a Extremadura, Islas Canarias y Andalucía a cobrarlo.

Con sus enmiendas los socialistas promueven cambios legislativos para evitar la privatización de determinados servicios públicos y la desaparición del Instituto Aragonés de Enseñanzas Artísticas. Sada ha afirmado que el Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi tiene la "especial manía de cargarse todo lo que huela a cultura".

CANON

El portavoz de los socialistas ha celebrado que el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza hayan alcanzado un acuerdo mediante el cual se pospone el pago del canon de saneamiento del agua a 2016.

Ha confiado en que la mayoría parlamentaria PP-PAR apruebe la enmienda socialista de supresión del precepto de la Ley de Medidas que establece que Zaragoza pagará el canon desde el próximo 1 de enero.

"El Grupo Socialista defiende y seguirá defendiendo a la mitad de los aragoneses que viven en la capital de Aragón", ha aseverado Javier Sada.

"Los ciudadanos aragoneses han estado pagando el canon muchísimo antes que el resto de los aragoneses", ha agregado el portavoz socialista, al tiempo que ha apuntado que el Gobierno "tenía que tener planificada con anterioridad la viabilidad del Instituto Aragonés del Agua y del sistema de saneamiento".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.