Kenji Kawakami, con su sombrero para resfriados. (Efe)
Kenji Kawakami, con su sombrero para resfriados. (Efe) Efe

Si algo inservible está pendiente de inventar, descuíden que Kenji Kawakami, gurú japonés de los artilugios e inventor del concepto Chindogu -objetos que no sirven para nada-, estará pensando en ello.

Kawakami, autor de cuatro best sellers traducidos a diversos idiomas, es aclamado ahora como visionario radical cuyo trabajo cuestiona nuestras ideas del consumismo y el sentido de lo práctico.

Entres sus exclusivos inventos encontramos objetos tan peregrinos como:

  • Unas gafas dispensadoras de gotas para los ojos.
  • Un despertador con pinchos alrededor del botón.
  • Un dispensador de papel (rollo de higíenico colocado en la cabeza) para resfriados.