Nuevo dinosaurio descubierto en Teruel
El director de la Fundación Dinópolis, Luis Alcalá, presentando, este miércoles, los restos encontrados del nuevo dinosaurio. José Antonio García Villa / EFE

Una nueva especie de dinosaurio ha sido descubierta en una mina de carbón a cielo abierto en Ariño, Teruel. El hallazgo de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis se ha dado a conocer este miércoles, después de más de dos años y medio de trabajo.

Entre los más de 5.000 huesos encontrados en la mina 348 pertenecen a esta especie y se han podido identificar hasta seis individuos. Esto ha permitido que se haya reconstruido uno de los cráneos gracias al trabajo de los investigadores. El director de la Fundación, Luis Alcalá, ha señalado que será posible la reconstrucción casi completa.

Estamos en el punto cero de un proyecto espectacular que permitirá definir estos dinosaurios como en ningún otro sitio No obstante, según el científico, solo se ha restaurado el 16% de los materiales por lo que están "en el punto cero de un proyecto espectacular que permitirá definir estos dinosaurios como en ningún otro sitio".

Según ha explicado Alcalá, se trata de un dinosauro con un pico afilado y de ramas divergentes, en forma de buque. Esta característica contrasta con la de los conocidos hasta ahora, con un pico recto. Se trata, además, de un dinosaurio ornitópodo, de entre 7.5 y 8 metros de altura que vivió, según los investigadores, hace 111 millones de años.

Hasta ahora, los trabajos realizados se han publicado en la revista Geoheritage y el artículo ha duplicado la cifra record de descargas.

El yacimiento en el que se han encontrado los restos de este herbívoro, cuyo familiar más cercano sería el Iguanodon, y cuyo nombre se dará a conocer, más adelante, en una publicación científica, es especialmente relevante porque se sitúa en el piso Albiense del Cretácico Inferior, una edad geológica en la que el hallazgo de dinosaurios es muy escaso en Europa.

97 puntos con huesos

Dentro de las 15 hectáreas de superficie en la que se han realizado las investigaciones se han localizado 97 puntos con huesos. Además de otros dinosaurios han aparecido también fósiles de tortugas y cocodrilos y restos de plantas, ámbar, organismos microscópicos, hongos y bacterias.

No obstante, los investigadores confían en que los hallazgos continúen incrementándose debido a que el nivel estratigráfico que contiene los fósiles coincide con el muro de explotación de la mina, donde se paralizaron los trabajos de extracción.

Según ha explicado Pedro Alcaine, administrador del grupo que gestiona la mina y que aportó todos los medios para facilitar las excavaciones, fueron los geólogos quienes, durante las prospecciones a 150 metros de profundidad, "vieron que había algo".

El alcalde de la localidad, que vive fundamentalmente del carbón y que se ha sumado a las protestas por la continuidad de las ayudas al sector,  Joaquín Noé, ha aprovechado para manifestar que el descubrimiento es "un ejemplo de que la conservación del patrimonio y la minería se pueden complementar".

Consulta aquí más noticias de Teruel.