Pilar Sol, diputada del PP en las Cortes Valencianas por Alicante, aseguró durante la Comisión de Política Social que muchas familias "en situaciones de necesidad" destinan los recursos de la Renta Garantizada a "comprarse televisiones de plasma o a otras cosas no apropiadas".

Estás declaraciones causaron gran polémica, por lo que la diputada tuvo que pedir disculpas minutos después a través de Twitter, donde se intentó justificar: "Mi máximo respeto y apoyo a la gente que necesita Renta GC, el ejemplo citado ha sido UNA irregularidad detectada que perjudica a los más necesitado".

Los socialistas valencianos, a través de su diputado José Manuel Sánchez, reclamaron al presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, la desautorización las palabras de la diputada.

No es el primer caso de una salida de tono de un diputado del Partido Popular.

Hace unas semanas, la diputada Andrea Fabra, hija del exdiputado Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón, fue pillada por las cámaras de televisión celebrando una medida que recortaba la prestación por desempleo a los parados con aplausos mientras gritaba "¡Que se jodan!".

Consulta aquí más noticias de Alicante.