Felipe Calderón
El presidente de México, Felipe Calderón, en una imagen de archivo. ARCHIVO

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ha descubierto un pozo de crudo en el sur de México que podría tener reservas de hasta 500 millones de barriles y que se cree es el mayor hallazgo en tierra en la última década, anunciaron fuentes oficiales.

Está previsto que haya nuevas perforaciones en pozos delimitadores

El presidente mexicano, Felipe Calderón, aseguró durante la inauguración de una planta criogénica en Poza Rica (Veracruz) que "se calcula que este es uno de los mayores descubrimientos en los últimos 10 años, particularmente en tierra firme".

El pozo 'Navegante 1' se encuentra en el estado sureño de Tabasco, a 20 kilómetros de la capital, Villahermosa, y en él se encontró crudo ligero a 6 kilómetros de profundidad, confirmaron fuentes de la empresa.

El total de las reservas 3P (probadas, posibles y probables) de este pozo es de 500 millones de barriles, aunque, según fuentes de la compañía, está previsto que haya nuevas perforaciones en pozos delimitadores, en los que se podrían encontrar hasta 1.000 millones de barriles.

"Las perforaciones realizadas en el estado de Tabasco, concretamente en el Pozo Navegante I, encontraron en días recientes una columna de aceite de 315 metros, de petróleo crudo ligero, en una extensión de 87 kilómetros cuadrados", explicó Calderón.

"Es un pozo muy, muy importante, un yacimiento muy importante, que, desde luego, incrementa la posibilidad de futuro para Pemex", añadió el mandatario, quien contó que "todavía hay que hacer otras perforaciones para ver hasta dónde llega", pero esto "es una buena noticia".