Monos bisexuales
Algunos  chimpancés son bisexuales (Museo de Historia Natural de Oslo). Museo de Historia Natural de Oslo
La homosexualidad animal también despierta el debate social.

El Museo de Historia Natural de Oslo (Noruega) alberga, desde la semana pasada, una completa exposición sobre la homosexualidad en el reino animal, que no ha dejado indiferente a nadie.

Serán quemados en el infierno

Por un lado, la organización recibió encendidas críticas por la muestra.

"Serán quemados en el infierno", llegaron a decir sus detractores, según cuenta la BBC .

Sin embargo, la exhibición, que plantea un polémico interrogante - ¿En contra de la naturaleza?- ha sido muy bien acogida por la mayoría de los ciudadanos.

Más común de lo que creemos

Según se explica en la exposición, se han observado conductas homosexuales en 1.500 especies animales y en 500 de ellas, el fenómeno se ha estudiado en profundidad.

"La homosexualidad es un fenómeno común y extendido en el mundo animal", aseguran los promotores del proyecto.

De hecho, en el museo noruego se pueden ver fotografías de jirafas de género masculino manteniendo relaciones sexuales, monos macho estimulándose entre ellos e incluso ballenas frotándose.

La homosexualidad es un fenómeno común y extendido en el mundo animal

Pero las conductas gay de estos animales no se limitan sólo al ámbito sexual.

"No sólo se observan relaciones sexuales de corta duración, sino relaciones que se prolongan en el tiempo, incluso se establecen vínculos que pueden durar toda la vida de quienes lo conforman".

Una de cada diez parejas de algunas colonias de pingüinos son homosexuales y los chimpancés bonobo son bisexuales.

La exposición trata de demostrar que, en ocasiones, este fenómeno puede llegar a contribuir la perpetuación de la especie, como cuando aves macho cuidan huevos donados por las hembras.

Llamamiento a reflexionar

Así, tanto los organizadores de la muestra, como los responsables del museo, ponen sobre la mesa un tema que todavía es tabú en muchas sociedades.

El mismo nombre de la exposición invita a la reflexión: si forma parte del mundo natural, se puede decir que la homosexualidad va "¿en contra de la naturaleza?".