El Arzobispado de Toledo ha cerrado sus cuentas del año 2011 con un déficit del 3,8 por ciento y tienes préstamos con entidades bancarias que tendrán que pagar hasta el año 2019, según han señalado en rueda de prensa el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, el ecónomo diocesano, Anastasio Gómez, y el vicario general, Ángel Fernández.

El déficit con el que el arzobispado toledano ha cerrado 2011 asciende a cerca de 412.000 euros, pues ha tenido 11,1 millones en la partida de gastos y 10,7 en la partida de ingresos.

De los gastos, las partidas más significativas son la de acciones pastorales y asistenciales de unos 2,6 millones de euros y la de conservación de edificios y gastos de funcionamiento de cerca de 2,3 millones de euros, de los cuales 2 millones se ha destinado a devolver los préstamos bancarios. Un total de 3,8 millones se han destinado a pagar la retribución de sacerdotes y religiosos.

En cuanto a los ingresos destacan los 7,5 millones de euros que proceden de la Conferencia Episcopal, en concepto de la asignación de los contribuyentes a la Iglesia y a los ingresos que genera el turismo de la ciudad.

De este último aspecto, el ecónomo de la diócesis de Toledo ha manifestado que ha habido un descenso del turismo toledano en 2012, pero que no se ha notado "muchísimo" en estos ingresos, pues la ciudad todavía "respira económicamente" en este ámbito.

El arzobispo de Toledo ha indicado que este balance económico se tiene que hacer "en otras instituciones que existen en nuestra sociedad" en España y en Europa. Los fieles han aportado de manera voluntaria casi medio millón de euros.

DÉFICIT 0 Y

Presupuestos de 2013

En este sentido, el ecónomo de esta diócesis ha señalado que los presupuestos para 2013 no están aprobados y se espera que en ellos haya una "mayor contención del gasto". Asimismo, ha añadido para 2013 "sería imposible" conseguir el déficit cero, aunque su intención es que sea menor que el de este año.

Asimismo, ha indicado que la diócesis de Toledo es "solvente" pues pagan "todo lo que deben" y que las parroquias "están muy bien gestionadas". Sin embargo, ha indicado que lo que supone un gasto mayor es la asistencia social que está aumentado.

CÁRITAS,

Manos unidas y obras misionales

De las organizaciones que forman parte de esta diócesis, el ecónomo ha indicado que Cáritas cerró con un déficit de unos 595.000 euros, Obras Misionales Pontificias con un déficit de 14.000 euros y Manos Unidas con un superávit de 16.000 euros.

En el caso de Cáritas, que se dedica a la asistencia social en nuestro país, el ecónomo ha indicado que "la demanda en sus centros aumenta y aumenta", por lo que han pedido a los poderes públicos que contribuyan a atajar este problema.

El arzobispo de Toledo ha manifestado que Cáritas y otras instituciones están atendiendo a españoles que no tienen subsidido ni paro.

Por su parte, el vicario general de la Diócesis ha señalado que Cáritas está poniendo en marcha "comedores infantiles de calidad" en Toledo, en los que "se da de comer a los niños el colegio, se les ayuda con los deberes y son atendidos por voluntarios".

Finalmente, el ecónomo de la Diócesis ha indicado que en el ámbito educativo el Arzobispado ha puesto en marcha dos escuelas infantiles: una en Ocaña, que se encuentra todavía por terminar, y otra en Illescas.

Asimismo, han indicado que el futuro se presenta "incierto" en este ámbito, pues los centros educativos diocesanos ha aumentado su número de alumnos en 447, debido a la subida del ratio en centros educativos que ha sido modificada por la Consejería de Educación en este curso.

Consulta aquí más noticias de Toledo.