Dos diputados del partido ultranacionalista Demócratas de Suecia han sido apartados por la dirección de la formación tras la difusión de un vídeo en el que éstos se encaran con inmigrantes y profieren expresiones racistas y sexistas.

Kent Ekeroth, portavoz del partido en asuntos jurídicos, anunció este jueves su retirada temporal, un día después de que a su compañero Erik Almqvist fuera cesado en todos sus cargos al difundir en el diario sueco Expressen el vídeo de un incidente protagonizado hace dos años y medio en el centro de Estocolmo. Tras una noche de juerga, Almqvist, Ekeroth y otro compañero de partido se enzarzaron en la calle en una discusión con el conocido cómico Soran Ismail, de origen kurdo.

No, este no es tu país, es mi paísSegún se puede ver en el vídeo, Almqvist le llama "babbe", una expresión despectiva en sueco para los inmigrantes de Oriente Medio, y le dice: "No, este no es tu país, es mi país". Cuando otro individuo extranjero se une a la disputa, se repiten los insultos contra este y Almqvist le da una patada, mientras que llama "puta" a una joven que intenta ayudar al agredido.

Nuevas imágenes difundidas este jueves por Expressen muestran a los diputados cogiendo largos tubos de hierro. También puede verse como Ekeroth empuja a la joven contra un coche al pedirle esta que deje de filmarla.

La tercera fuerza política

La dirección de Demócratas de Suecia ha reaccionado con rapidez, y su presidente, Jimmie Åkesson, ha calificado lo ocurrido de "completamente inaceptable". La expulsión de Almqvist y la retirada temporal de Ekeroth responden a la política de "tolerancia cero" contra el racismo anunciada hace un mes por Åkesson tras los comentarios xenófobos vertidos por varios miembros locales del partido en los últimos meses y en un intento por mejorar su imagen.

Demócratas de Suecia obtuvo el 5,7% de los votos en las pasadas eleccionesDemócratas de Suecia obtuvo el 5,7% de los votos en las pasadas elecciones legislativas de 2012, lo que supuso el regreso al Parlamento de la derecha xenófoba y nacionalista dos décadas después del efímero paso de Nueva Democracia. Suecia había permanecido hasta entonces al margen del ascenso de partidos similares en el norte de Europa.

La influencia de Demócratas de Suecia en la actividad parlamentaria ha sido hasta ahora muy limitada, ya que tanto la coalición de centro-derecha que gobierna en minoría como la oposición de izquierda le han hecho el vacío. Pese al aislamiento parlamentario, Demócratas de Suecia ha ido subiendo en las encuestas, y en un sondeo difundido esta semana duplica su apoyo y se coloca como tercera fuerza política por detrás del Partido Socialdemócrata y del Partido Conservador.