Mendoza anuncia que la UCAM colaborará en la restauración de la iglesia de San Cristóbal de Lorca

El presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, José Luis Mendoza, ha anunciado en su discurso con motivo del acto de apertura de curso de la institución docente que colaborará con la restauración de la capilla de San Antonio de la iglesia de San Cristóbal de Lorca, que ya fue dañada por los terremotos del 11 de mayo de 2011.
La iglesia de San Cristóbal de Lorca
La iglesia de San Cristóbal de Lorca
AYUNTAMIENTO DE LORCA

El presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, José Luis Mendoza, ha anunciado en su discurso con motivo del acto de apertura de curso de la institución docente que colaborará con la restauración de la capilla de San Antonio de la iglesia de San Cristóbal de Lorca, que ya fue dañada por los terremotos del 11 de mayo de 2011.

Según ha explicado el obispo de la Diócesis de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes, "se han caído uno de los contrafuertes que tenía la iglesia y estaba pendiente de reconstrucción, pero ahora se ha quedado el cielo como techo al hundirse prácticamente toda la parte donde estaba la capilla de San Antonio".

Monseñor Lorca Planes ha manifestado su tristeza por lo ocurrido y los acontecimientos vividos en la Ciudad del Sol, que ha sufrido los daños de los terremotos y de la riada, que "ha terminado con muchas esperanzas de muchas personas":

El alcalde de Lorca, Francisco Jódar, acordaba que este lunes, a primera hora, se iniciarían las obras de emergencia en la iglesia de San Cristóbal, sede religiosa del Paso Encarnado, Cofradía de la que es Presidente de Honor, con el objetivo de que el templo esté restaurado para la Semana Santa de 2013.

El inicio de estas obras, necesarias por los daños que originó el terremoto del pasado año y cuya financiación se comprometió a asumir la Generalitat Valenciana por la cuantía de 357.000 euros, estaba previsto para este mismo mes y, por tanto, se adelanta su ejecución.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento