'El gobernador ha ordenado formar un grupo de trabajo (...) para verificar los hechos publicados en la prensa local sobre la muerte del oso', dijo un portavoz de Vyacheslav Pozgalev, gobernador de la región de Vologda, en el noroeste del país.

El diario nacional Kommersant publicó una carta del subdelegado de la administración de recursos de caza regionales, Sergei Starostin, que acusa a los organizadores de la cacería de emplear a un oso en cautiverio llamado Mitrofan, darle una mezcla de vodka con miel y después obligarle a salir de su jaula para ser disparado por el monarca español.

'Su Alteza Real el rey Juan Carlos mató a Mitrofan de un solo disparo', escribió Starostin en su carta.

No fue posible obtener una reacción inmediata de la Casa Real española.

A los organizadores de cacerías en Rusia no les son del todo extrañas esas tácticas. El que fuera líder soviético y aficionado a la caza Leonid Brezhnev tenía problemas de puntería en sus últimos años, por lo que algunos de los animales a los que le gustaba cazar eran atados a los árboles o emborrachados.