Un hombre condenado por lesiones y quebrantamiento acepta cinco años de cárcel por agredir a su exmujer

El hombre consiguió que su expareja le abriera la puerta con la excusa de que iba a entregarle un regalo
Ciudad De La Justicia De Valencia
Ciudad De La Justicia De Valencia
EUROPA PRESS

Un hombre, condenado anteriormente por un delito de lesiones y otros tres de quebrantamiento, ha aceptado en la Audiencia de Valencia cumplir una pena de cinco años y medio de prisión por agredir a su expareja. El procesado, quien ha reconocido los hechos que se le imputan, logró que su exmujer le abriera la puerta de su casa con la excusa de que iba a entregarle un regalo.

Inicialmente, el ministerio fiscal pedía para este hombre la pena de 10 años y medio de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de amenazas en el ámbito familiar, pero se ha llegado a un acuerdo entre la acusación y la defensa por el que se le ha rebajado la pena hasta los cinco años y medio de cárcel, al sustituir el primer delito por otro de lesiones. Al respecto, la defensa del procesado ha indicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que la intención de su cliente no era matar a su expareja.

El procesado, natural de Marruecos y de unos 45 años, fue condenado ejecutoriamente en mayo de 2006, en julio de 2007 y en enero de 2008 por un delito de lesiones en el ámbito familiar y por otros tres de quebrantamiento de condena.

El último incidente tuvo lugar sobre las 19.30 horas del 29 de julio de 2010, cuando el procesado —quien se encuentra en prisión provisional por esta causa desde el 31 de julio del mismo ejercicio— se presentó en el domicilio de su exmujer, ubicado en la calle Xiquet de la localidad valenciana de Bétera.

Una vez allí, llamó al timbre y le pidió que bajara porque tenía un regalo para ella. Acto seguido, cuando vio a su expareja, sacó una navaja de color plata —de unos cuatro centímetros de largo— y se la clavó hasta en tres ocasiones en el abdomen, los brazos y la pierna.

Como consecuencia, la mujer sufrió varias lesiones en la región abdominal, en el brazo, antebrazo y muslo derecho. Así, precisó tratamiento médico-quirúrgico y tardó en sanar 94 días.

El procesado, cuando se encontraba en el interior de las dependencias policiales, tras su detención y en presencia de varios agentes, manifestó que si su mujer le denunciaba e iba a Picassent, en cuanto saliera la mataría a ella y a quien estuviese con ella, que "vaya que se lo haría a esa hija de puta", con una clara intención de amedrentar a su exmujer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento