Las tasas de Teruel suben entre el 2,7 y el 6% y la oposición advierte de que "será malo para las familias"

El pleno del Ayuntamiento de Teruel ha aprobado este lunes la actualización de tasas y precios públicos de la ciudad para 2013 que recoge una subida de entre el 2,7 y el 6 por ciento para la mayoría de ellas, el IBI se congela y otras, relacionadas con los cajeros o las máquinas de vending, suben un 10 por ciento. La oposición considera que la actualización de tasas y precios públicos empeorará la situación de las familias turolenses.
Ayuntamiento de Teruel
Ayuntamiento de Teruel
EUROPA PRESS

El pleno del Ayuntamiento de Teruel ha aprobado este lunes la actualización de tasas y precios públicos de la ciudad para 2013 que recoge una subida de entre el 2,7 y el 6 por ciento para la mayoría de ellas, el IBI se congela y otras, relacionadas con los cajeros o las máquinas de vending, suben un 10 por ciento. La oposición considera que la actualización de tasas y precios públicos empeorará la situación de las familias turolenses.

El equipo de gobierno del PP cree que no será demasiado gravoso para el ciudadano; el PAR alerta de que todos los servicios son deficitarios y los grupos de PSOE, CHA e IU advierten de que las familias cada vez ven más reducido su poder adquisitivo.

La concejal de Economía y Hacienda del consistorio, Rocío Feliz de Vargas, ha destacado en el transcurso del pleno municipal que la actualización de tasas aprobada, con subidas de entre el 2,7 y el 6 por ciento, se basa en el Plan de Ajuste adoptado el pasado mes de marzo. Aunque el documento fijaba una subida generalizada del 6 por ciento, la edil ha apuntado que "se ha estudiado tasa por tasa, de forma que la subida ha sido desigual, atendiendo a la situación concreta de cada una de ellas".

Así, el Impuesto de Bienes Inmuebles se ha congelado porque la subida del año pasado fue de un 13 por ciento; el impuesto de vehículos no se ha subido tanto como fijaba el Plan de Ajuste, aunque el criterio general ha sido "cumplir el Plan de Ajuste".

Precisamente por eso, Izquierda Unida, Chunta Aragonesista y PSOE han votado en contra de la mayor parte de las tasas. En este sentido, el concejal de IU, José María Martínez, ha recordado al equipo de gobierno del PP que "son prisioneros de sus propias decisiones".

Además, ha asegurado que "en tiempos difíciles" la subida tendría que haber sido para la mayor parte de las tasas de un 1,47 por ciento "coincidiendo con la subida de los sueldos en los convenios colectivos". Martínez ha observado que "la gente deja de gastar porque no tiene dinero o ahorra por miedo a que haya más medidas, es un círculo vicioso".

Poder adquisitivo de los turolenses

También el portavoz de Chunta Aragonesista, Paco Martín, ha indicado que "la realidad" es que el poder adquisitivo de las familias turolenses no se verá resentido sólo en un 2,7 por ciento sino que "será mayor porque los sueldos o se han congelado o han bajado".

A pesar de que reconoce que sería bueno intentar reducir el déficit de algunos servicios públicos, ha rechazado que tenga que ser a costa de los ciudadanos por lo que ha opinado que, excepto las tasas suntuarias, ninguna debería subir por encima del 2,7 por ciento.

La portavoz del PSOE, Mayte Pérez, ha remarcado que "ya dijimos que el Plan de Ajuste iba a salir caro a los ciudadanos" porque "hipoteca el futuro de la ciudad para los próximos 10 años, se ha pasado de deber a los proveedores a deber a los bancos".

Por otro lado, Pérez ha recordado que el equipo de gobierno aceptó algunas de sus enmiendas, las que subían hasta un 10 por ciento la tasa por ocupación de suelo de cajeros automáticos o máquinas de vending y el paso de vehículos pesados por el Centro Histórico.

Por ello, ha criticado que "es paradójico que el equipo de gobierno tome las propuestas que suponían un incremento respecto de las suyas, pero hace caso omiso a las que aliviaban las cargas que soportan la mayoría de los ciudadanos", por lo que ha preguntado por qué no se ha seguido la senda de otros Ayuntamientos "como el de Huesca donde se han congelado las tasas".

Pago a proveedores

En este sentido, el alcalde de Teruel, Manuel Blasco, le ha contestado que el consistorio oscense "se lo puede permitir" porque tiene más habitantes que Teruel y "su deuda es de 17 millones de euros", cifras lejanas a la situación de Teruel. Además, ha defendido que el Plan de Ajuste ha servido para pagar a los proveedores con los que se mantenían deudas, lo que a su juicio es positivo.

Por último, el concejal del Partido Aragonés, Ricardo Eced, ha apoyado la postura del equipo de Gobierno, pero ha pedido que "se haga un estudio" para saber por qué la mayor parte de los servicios municipales son deficitarios.

Eced ha apuntado que "no tiene sentido que "siendo similares a los de otras ciudades, son mucho más deficitarios", a lo que el alcalde ha añadido que "durante años se han congelado las tasas, lo que ha llevado a que el gasto se dispare entre un 30 y un 40 por ciento", pero "ahora nadie quiere subir los impuestos en esa cantidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento