El motel
Una corona de flores señala el lugar donde fue asesinado Martin Luther King National Civil Rights Museum

Es el lugar donde, a las 18:01 horas del jueves 4 de abril de 1968, una bala del calibre .30-06 Springfield, que había salido salido de un rifle Remington 760 Gamemaster —una de las armas favoritas de los cazadores de ciervos—, impactó en la mejilla derecha de Martin Luther King y le rompió la mandíbula y dos vértebras cervicales antes de quedar alojada en el hombro izquierdo. El proyectil reventó la vena yugular y varias arterias importantes.

El cuerpo del líder de la lucha por los derechos civiles de los ciudadanos negros de los EE UU fue llevado a un hospital, donde le hicieron un masaje a corazón abierto. A las 19:05, poco más de una hora después del atentado, fue declarado muerto. En la autopsia posterior determinaron que el disparo había sido letal.

Reunión religiosa en la ciudad

El sitio exacto donde el francotirador James Earl Ray mató a King es un estrecho balcón del Lorraine Motel de Memphis, en el estado de Tennessee de los EE UU. Desde el día anterior, el predicador, teólogo y militante estaba hospedado en la habitación 306 del motel porque había asistido a una reunión religiosa en la ciudad.

El motel era un local interracial donde se hospedaban Aretha Franklin y Otis Redding El Lorraine, en el númerop 450 de la calle Mulberry, era un establecimiento que daba alojamiento indistintamente a negros o blancos en una ciudad fuertemente segregada. Entre los clientes habituales estaban los músicos de la discográfica local Stax, entre ellos Aretha Franklin y Otis Redding.

Desde el crimen del carismático orador, que en octubre de 1964 había obtenido el Nobel de la Paz, el lugar se ha convertido en un santuario. El edificio del motel y un complejo de construcciones anexas albergan el National Civil Rights Museum (Museo Nacional de los Derechos Civiles) y la habitación 306 es una suerte de capilla aconfesional, protegida con una mampara de cristal y mantenida más o menos en el mismo estado en que estaba: la cama está sin hacer y hay tazas de café que parecen a medio beber.

También la casa del francotirador

El complejo museístico, abierto al público en 1991 y gestionado por la empresa sin ánimo de lucro Lorraine Civil Rights Museum Foundation, está formado por todos los edificios que fueron escenario del crimen: el motel, la casa cercana desde la que Ray disparó, que compraron en 1999, y la tienda donde abandonó el rifle en el que se encontraron, según la investigación, sus huellas dactilares. En las instalaciones se exhiben el rifle y la bala reales.

El museo, que ha recibido tres millones de visitas desde su inaguración, nunca había permitido el acceso del público al lugar donde King se desplomó tras recibir el balazo. Desde el 19 de noviembre el acceso será posible porque el museo afronta a una reforma y opina que el efecto llamada del lugar hará que el número de visitantes aumente. La entrada cuesta diez euros para adultos.

¿Murió el movimiento con King?, ¿fue Ray el único asesino? Los gestores de la institución enuncian en su declaración de principios tres preguntas en cuyas respuestas desean colaborar: "¿murió el movimiento de los derechos civiles con King?, ¿fue Ray el único asesino?, ¿qué legado ha dejado el movimiento?".

Detenido dos meses después

Detenido en Londres dos meses después del crimen —después de viajar por varios países y gastar casi 20.000 dólares—, Ray fue juzgado y condenado a 99 años de cárcel. La única implicación ajena a este exmilitar y delincuente en el crimen que la justicia ha dado por válida es la un personaje igual de oscuro, el dueño de un bar.

Ray murió en la cárcel en 1998, a los 70 años, por complicaciones derivadas de una hepatitis que contrajo por la cuchillada que le había propinado otro interno. Han circulado muchas teorías sobre la posibilidad de una conspiración en la muerte de King, que desató una intensa y violenta oleada de protestasen decenas de ciudades de los EE UU.