La vicepresidente de la Comisión y responsable de Justicia, Viviane Reding, no ha recibido la carta enviada por cuatro eurodiputados en la que le reclaman que actúe frente a lo que consideran amenazas de una "intervención armada" contra Cataluña, según ha explicado su portavoz, que ha evitado pronunciarse sobre el contenido de la misiva.

En su carta, los eurodiputados -Maria Badía, del PSC; Ramon Tremosa, de CiU; Raül Romeva, de ICV; y Ana Miranda, en representación de ERC-, acusan al vicepresidente de la Eurocámara, Alejo Vidal-Quadras, y al presidente de la Asociación de Militares Españoles, Leopoldo Muñoz Sánchez, de "amenazas militares" ante un posible referéndum y piden a Reding que como represalia inicie el procedimiento para suspender los derechos de voto de España en la UE.

"Hasta que no recibamos la carta es imposible comentar", ha dicho un portavoz del Ejecutivo comunitario, Mark Gray. Como con todas las cartas que recibe, Reding contestará previsiblemente a los eurodiputados, aunque es probable que la respuesta no sea pública.

La Comisión ya ha dejado claro que sólo si el Gobierno español lo pide oficialmente se pronunciará sobre los efectos que tendría una posible independencia de Cataluña en su relación con la UE.

Reding ha corregido unas declaraciones suyas a un periódico español en las que afirmaba que "ninguna ley dice que Cataluña deba salir de la UE si se independiza".

"La vicepresidenta Reding en ningún momento quiso hacer especulaciones sobre la situación en el derecho internacional vigente y dejó claro que el debate que en este momento afecta a la posición de Cataluña en España es un tema puramente de política doméstica sobre el que no iba a comentar", explicaron después en la Comisión.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.