La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, a través de su comisión ejecutiva, ha adjudicado a 'Azysa Obras y Proyectos S.L.', la readaptación de una sala del antiguo convento de Santa Clara para que funcione como espacio de exposiciones culturales. El presupuesto de adjudicación asciende a 112.399 euros, lo que representa una baja del 25,20 por ciento respecto al presupuesto de licitación según informa la Gerencia de Urbanismo.

El proyecto redactado para la citada sala del antiguo convento de Santa Clara contempla la ampliación de la superficie expositiva en altura hasta alcanzar los 4,5 metros. Además, se adecuará de climatización actual para adaptación a los nuevos usos previstos, complementándolo con un control de humedad y con reducción de emisión sonora de los aparatos interiores. También se instalarán nuevos focos con resaltadores de contornos para complementar la iluminación actual, y se colocarán cuatro reguladores de potencia.

Además, la actuación prevista incluye la creación de un pasacuadros entre la calle Becas y la planta baja de la antigua nave de los dormitorios, para descargar directamente los cuadros en la sala sin necesidad de pasar por el módulo de acceso. El pasacuadros quedará integrado compositiva y estéticamente con el acceso actual, para lo cual se utilizará acero corten como material unitario. Se creará así un plano superpuesto a la fachada histórica, claramente diferenciado de ésta, que asumirá tanto la entrada de visitantes como de mercancías con un sistema de puertas correderas y abatibles moduladas y, en el que se implantará el rótulo identificativo de la institución "Espacio Santa Clara".

Se reanuda una fase del edificio de ramón y cajal

La comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo ha aprobado también conceder licencia de obras al proyecto reformado presentado por la sociedad 'Enramadilla S.L.' para fasear el proyecto, ya autorizado, para la construcción de una edificación conjunta de edificio y gasolinera en dos parcelas anexas en de la avenida Ramón y Cajal. De este modo, tras la paralización de las obras desde hace varios años, se concede ahora autorización al promotor para realizar una de las fases del proyecto, consistente en terminar las fachadas completas sobre la zona de la gasolinera e integrarla con el edificio de oficinas de la parcela número uno. Asimismo, se autoriza la construcción del local para la futura tienda de la gasolinera, incluida, así como el cerramiento de la planta baja de la edificación.

En diciembre del año 2008 fue concedida la licencia de obras para la edificación conjunta, en las dos parcelas de referencia, de un nuevo edificio desarrollado en cinco plantas destinado a oficinas y locales comerciales y una estación de servicio. La concesión de la licencia de obras para la ejecución de la fase del proyecto correspondiente a la construcción de la gasolinera permite la continuidad de la actividad en esta parcela, paralizada durante años.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.