Toxicómanos en Las Barranquillas.
Dos toxicómanos rebuscan entre la basura junto a los restos de la narcosala de Las Barranquillas. JORGE PARÍS

La Comunidad de Madrid, a través de la Agencia Antidroga, ha decidido no renovar, provocando con ello el cierre, el convenio de funcionamiento de cuatro centros de drogodependientes que atienden a unas 1.200 personas.

Las instalaciones que dejarán de funcionar el 31 de diciembre, son el centro de tratamiento y diagnóstico (CTD) de calle Antonio López (Usera), que gestiona Proyecto Hombre, y los centros de atención integral (CAID) situados en Doctor Santero (Tetuán) y la avenida de Moratalaz (Moratalaz), responsabilidad de Cruz Roja, según informó la Cadena Ser. Todos ellos pertenecen a Madrid capital.

La cancelación de los convenios afecta a Cruz Roja, Punto Omega y Proyecto HombreAdemás, echa el cierre por el mismo motivo el centro de Punto Omega en Móstoles (calle de Ricardo Meden), considerado como una institución en el municipio por dar apoyo psicológico, social y sanitario a miles de toxicómanos y sus familiares desde los años 70.

El Punto Omega de Móstoles fue un lugar pionero en la región y está considerado un referente en lo que a atención integral se refiere en la zona sur. Su modelo ha sido imitado después en otros municipios.

En total, alrededor de 1.200 usuarios se verán afectados. Según la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid, ninguno quedará desatendido, porque serán enviados a centros próximos.

Recortes y cierres

La no renovación de los contratos de las ONG se produce después de que la Comunidad de Madrid recortase un 63,34% los fondos que entrega a estas entidades durante el año 2012. La partida pasa de los 980.286 euros de 2011 a los 359.418 euros actuales.

De hecho, no son los únicos cierres. La narcosala de Las Barranquillas (Villa de Vallecas) cerró el 31 de diciembre de 2011.

La Comunidad alegó entonces que ya no hacía falta debido a que el poblado marginal había desaparecido y que el perfil del consumidor había cambiado (de los yonquis de los 90 a policonsumidores de sustancias de entre 30 y 40 años). Sin embargo, los toxicómanos (la mayoría, heroinómanos), seguían acudiendo.

La comunidad de El Batán sigua abierta gracias al trabajo de voluntarios y extrabajadoresEl ejecutivo regional también canceló su apoyo el 29 de febrero en 2011 a la comunidad terapéutica El Batán (kilómetro 50 de la M-404, entre de Navalcarnero a Chinchón). Proyecto Hombre gestionaba esta finca de 30 hectáreas que atendía a menores, cocainómanos y toxicómanos con enfermedades mentales.

Sus trabajadores se encerraron para impedir el cese del servicio, pero la Agencia Antidroga no cambió de parecer justificando que, en su lugar, abría dos plantas de la Clínica Doctor León, hospital psiquiátrico privado situado en la plaza de Mariano de Cavia (Retiro). Solo se reubicó a 24 de los 60 trabajadores.

Hoy, El Batán sigue abierta gracias a voluntarios y extrabajadores (algunos, toxicómanos rehabilitados) que fundaron la asociación de autogestión Garaldea.

La Agencia Antidroga insiste en que los centros que cerrarán ya no son necesarios porque deben adaptarse a los nuevos perfiles de los usuarios . Sin embargo, la agencia mantiene abiertos 23 centros de atención integral del drogodependiente en otros tantos municipios de la región y otros cuatro en la capital, además de los 10 del Ayuntamiento de Madrid, por lo que las asociaciones afectadas creen que el único motivo es ahorrar.

Consulta aquí más noticias de Madrid.