La familia del niño de 13 años que falleció el pasado mes de agosto de 2011 al ser atropellado en las inmediaciones del 'skatepark' o zona de patinaje cercano a la estación de autobuses de Plaza de Armas, en Sevilla capital, ha instalado en este espacio deportivo varios ramos de flores en memoria del menor y un cartel reivindicativo que da cuenta de que el entorno carece aún de "un paso de peatones" pese a los 13 meses transcurridos desde el trágico accidente.

"Después de un año del atropello mortal aquí de mi hijo Pepe Flores Muñoz, no hay un paso de peatones", figura en la leyenda de este cartel que incluye, además, diversas fotografías del menor.

Tras el dramático accidente, saldado con la muerte de este menor al ser atropellado por un autobús que accedía a la estación de Plaza de Armas, el Ayuntamiento anunció el vallado del recinto del 'skatepark' y la mejora de sus condiciones de seguridad al objeto de evitar nuevas incidencias.

Posteriormente, el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo aprobó iniciar un expediente de modificación de contrato, destinado a incluir las obras de refuerzo de seguridad anunciadas para el 'skatepark' en un contrato ya promovido para el mantenimiento y la reparación de viario y espacios públicos en los distritos Triana, Los Remedios, Casco Antiguo, Sur y Bellavista-La Palmera.

Según informaron entonces a Europa Press fuentes municipales, en dicho contrato general fue incluido el 'Proyecto de medidas encaminadas a reforzar la seguridad de las instalaciones con la sustitución del cerramiento sito en el 'skatepark' de la trasera de la estación de autobuses de Plaza de Armas', toda vez que las instalaciones cuenta actualmente con un vallado de seguridad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.