Oficina
Una empleada en su puesto de trabajo. GTRES

Como un secreto a voces se extiende eso de que "entregar el currículum en mano ya no sirve"  para encontrar trabajo en un país que ronda los cinco millones de desempleados. Las oportunidades de encontrar empleo, como muchas otras cosas se han digitalizado, por eso los expertos se hartan de explicar que dar el salto a Internet multiplicará las opciones de optar, al menos, a una entrevista laboral.

El CV tradicional no dice nada sobre la capaciddad de creación e innovación de los candidatos Además de cuidar, actualizar e innovar nuestro currículum, el competitivo mercado laboral impone al candidato construir, mejorar y potenciar la marca que proyecta un individuo a nivel personal y profesional, tanto online como offline, es decir, pulir la imagen de marca personal, tanto en las redes como fuera de ellas, o lo que en el mundo anglosajón llaman el personal branding.

Esta idea de 'venderse' a uno mismo como profesional perfilando nuestra imagen laboral ha dado un giro radical gracias a las redes sociales.

"El currículum te dice cómo te llamas, dónde has estudiado, cuántos idiomas hablas, en qué empresas has estado antes y tres frases más", según Antonio Domingo, experto en networking, pero "no dice nada sobre la capaciddad de creación e innovación de la persona que busca empleo", asevera.

Posicionamiento profesional

El objetivo estratégico del personal branding es ayudarnos a visualizar qué queremos y cómo lograrlo Así, Domingo recomienda a quienes buscan trabajo crear una marca personal en los medios sociales, con la mente enfocada más a lo que pueden aportar ellos que a cómo lograr un empleo.

"Es básico crear perfiles en redes sociales como Twitter, Facebook y LinkedIN. Pero son redes diferentes y no se puede hacer lo mismo en las tres, que es otro de los grandes errores que se cometen", añade.

Algo similar piensan los responsables de Viadeo —una red social profesional con más de 45 millones de usuarios en todo el mundo y 1,2 millones en España— y Guillem Recolons —experto en marca personal y cofundador de SoyMiMarca—, quienes recientemente presentaron las claves para construir la marca personal y darle valor a nuestro perfil, además de aprender a posicionarse en Internet como profesional.

"El objetivo estratégico del personal branding es ayudarnos a visualizar dónde queremos estar en 10 años y aprender a utilizar las herramientas necesarias para llegar a ese destino", explica Guillem Recolons, que destaca tres etapas fundamentales para crear el posicionamiento profesional que deseamos:

  • Autoconocimiento: Es importante comenzar por hacerse algunas preguntas sobre nuestra situación actual. ¿Quién soy?, ¿Cuáles son mis habilidades y mi talento?, ¿Hasta dónde llega mi educación y mi formación?
  • Estrategia: ¿Cómo me ven los demás?, ¿Cómo he llegado hasta aquí?, ¿Cuál es mi competencia?, ¿Qué objetivo quiero alcanzar? Una vez tenemos una idea exacta de cómo nos vemos y de cómo nos ven, estamos en condición de plantear la mejor estrategia para nuestro posicionamiento.
  • Visibilidad: Es el momento de comenzar a comunicar nuestra misión, visión y valores, de hacerse ver como si de una empresa se tratase, y construir así nuestra marca personal.

Una de las novedades más recientes presentadas por la plataforma Viadeo es su renovado perfil de usuario, que ofrece una visión clara, directa y atractiva de cada profesional.

Así, el nuevo perfil recoge los principales datos de cada contacto en una 'tarjeta de presentación' personalizable y realiza un recorrido por toda la trayectoria profesional a través de una línea cronológica, que te permite conocer toda su experiencia de un solo vistazo. Además,  el nuevo perfil pone especial énfasis en las aptitudes y el nivel de experiencia, que pueden ser validados por la red de contactos con un solo clic.

Vender la marca online y offline

Asimismo, Recolons resalta la necesidad de trabajar el mensaje que transmitimos y cómo lo hacemos. Siempre teniendo en cuenta que la comunicación de nuestra marca se produce en cualquier contexto, ya sea de manera offline —a través de una tarjeta de visita, una sesión de networking, una charla con nuestros contactos, etc.— como online —en las redes sociales, profesionales y no profesionales, blogs, etc—.

Y es que al igual que es un error negar la actual influencia de Internet en la búsqueda de empleo, obsesionarse con la comunicación de nuestra marca sólo en el terreno digital también lo es, según expresa el psicólogo y economista José Medina, autor del libro Dirige tu carrera. No dejes que otros decidan por ti, una obra sobre la importancia de tomar las riendas de nuestra vida laboral y encaminarla hacia donde nosotros queramos.

"Conviene tener una web que diga cosas positivas y nos ayude a 'vendernos' ante las empresas pero este no debe ser el único criterio", explica Medina. Una marca personal atractiva nos ayudará en una primera aproximación como candidatos, pero la entrevista laboral es el paso real, allí es donde el entrevistador saca las conclusiones. Por eso hay que hacer un uso y no un abuso del mundo digital, así como prescindir de él es un error, también lo es prescindir de lo que llamamos mundo real".

Reorientar los esfuerzos

Convencido de que aptitud y actitud son igualmente importantes en el perfil del candidato, Medina aconseja cuidar la imagen digital y además tomar la inciativa en la búsqueda de empleo, "no esperar a que nos lleguen ofertas sino adecuar nuestro CV enviando perfiles individualizados a las empresas en cuestión que se adapten en lo posible a lo que se demanda", para crear más oportunidades de empleabilidad.

A lo largo de su libro, Medina recomienda a la persona desempleada que sea optimista y mantenga el tesón y la perseverancia. "Si una persona lleva dos años buscando empleo de una manera y no le ha funcionado el consejo es cambiar de estrategia o reorientarla, es muy sencillo: si lo que has hecho no ha funcionado haz algo distinto, prueba otras vías", explica este headhunter empresarial, quien también recomienda no tener miedo a optar por el reciclaje profesional, por "reinventarse para sacar a flote el veradero potencial".