El rector advierte que si la partida del Gobierno se aleja "mucho" de los 70 millones, la UC tendrá un "problema"

La solicitud de becas se ha disparado un 30% y la primera matrícula ha aumentado pese a la subida de tasas
José Carlos Gómez Sal.
José Carlos Gómez Sal.
EUROPA PRESS

El rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez Sal, ha destacado que la transferencia del Gobierno a la UC, a través del contrato-programa, se ha reducido más del 15% en los últimos tres años. De cara al nuevo curso, estima que la Universidad "podría salir adelante" con una partida de "cerca de 70 millones" de euros, pero advierte que si el Gobierno se aleja "mucho" de esa cifra, entonces la Universidad tendría un "problema".

Así lo ha afirmado Gómez Sal en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha destacado que las solicitudes de becas se han disparado este curso un 30%, "un reflejo muy claro -ha dicho- de la situación que atraviesa el país".

Asimismo, ha afirmado que todavía no se puede hacer un análisis real de la incidencia de la subida de tasas universitarias en la matrícula, por la posibilidad de realizar ésta con carácter diferido. En todo caso, lo que sí avanzó es que la primera matrícula ha aumentado, en tanto que el número de créditos, al menos de momento, ha descendido.

Presupuestos de 2013

El rector y su equipo acaban de mantener hace unos días una reunión con los responsables de las Consejerías de Economía y Educación, que Gómez Sal ha calificado de "tremendamente interesante e ilustrativa" porque les han podido trasladar en primera persona "cómo es la universidad desde el punto de vista financiero, los problemas que tenemos, hasta donde podemos llegar, y qué significa para nosotros la transferencia nominativa" del Gobierno.

Gómez Sal ha recordado que la aportación del Gobierno constituye la "financiación básica" de la Universidad. "Me conformaría con cerca de 70 millones, con eso podríamos salir adelante", afirmó el rector en declaraciones a esta agencia, si bien admitió que, "posiblemente", el Gobierno de Cantabria ya tenga sobre la mesa "una cifra menor", a la cual "lógicamente tendremos que hacer frente", dijo.

"Pero si es mucho mucho menor, ahí es donde tendríamos el problema, entre otras cosas porque con esa financiación básica lo que pagamos son las nóminas. No nos da para pagar nada más, todo lo demás proviene o de contratos de investigación o de tasas", explicó Gómez Sal.

Con carácter general, señaló que "si no hay modificaciones en las previsiones que tenemos, para este año podríamos presentar unos presupuestos ajustados que nos permitirían seguir trabajando bien, otra cosa es si todavía hay retención de gasto mayor para lo que queda de curso y hay una retención suplementaria para lo que pueda venir el año que viene", dijo.

Tras puntualizar que la aportación del Gobierno ha pasado en los últimos tres años de "setenta y tantos millones a sesenta y tantos", el rector recordó que la consecución de fondos por investigación representa un tercio del presupuesto de la UC -"el 33% o más", pero son fondos de carácter finalista para programas o investigaciones específicas.

Gómez Sal añadió que es posible que los contratos con las empresas bajen, aunque "todavía me queda una pequeña llama de optimismo", dijo, porque la UC ha firmado "contratos importantes con algunas empresas y administraciones que nos pueden ayudar bastante".

Asimismo, destacó que la UC ha conseguido incrementar la captación de fondos para investigación, lo que constituye una "muy buena noticia y un resultado excelente" teniendo en cuenta que el dinero global del plan nacional se ha reducido "prácticamente en un 15%.

Incremento de tasas

Sobre el aumento de tasas y su incidencia en la matrícula, afirmó que las universidades todavía no están "en condiciones de hacer una valoración real" de su impacto. No obstante, avanzó que la primera matrícula ha aumentado, y en la segunda, tercera y cuarta el número de créditos ha bajado, si bien "hay que esperar" dado que existe la posibilidad de diferir la matrícula.

El rector estima que el aumento de la recaudación como consecuencia de la subida de tasas "no va a ser tanto como se esperaba" desde el Ministerio. En su opinión, el decreto de tasas "tenía que haber salido de otra manera", porque en los términos en que se aprobó, "era prácticamente de imposible cumplimiento", entre otras cosas por la "dispersión" de precios que existe en el sistema universitario español.

Y también porque las universidades "no teníamos ni tenemos todavía" una sistema de contabilidad analítica que permita determinar cuánto cuesta la formación de un estudiante. Y aunque lo hubiera, añadió, "hay que tener en cuenta que es muy difícil de cuantificar exactamente".

Como ejemplo, explicó que los laboratorios muchas veces se utilizan para prácticas, y añadió que en unas universidades se contabilizan determinadas cuestiones como contribución a la formación del alumno y en otras no.

En su opinión, hubiese sido "mucho más lógico" fijar por parte del Ministerio un aumento de tasas "mucho más preciso" o incluso con una horquilla "pero en base a otros criterios", porque en los precios de las universidades "hay una dispersión muy grande".

Para el rector de la UC esa "dispersión" es "algo preocupante en cierto modo" porque el ejercicio de la libertad académica de las universidades "está muy bien, pero al fin y al cabo tenemos un sistema de enseñanza superior en España y tiene que haber una coordinación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento