Cataluña tiene más de 80.000 viviendas nuevas pendientes de ser vendidas

  • Según la Asociación de Promotores de Barcelon (APCE), será difícil liquidar el 'stock' por la falta de financiación y por su emplazamiento.
  • Cataluña tiene 11 viviendas nuevas vacías por cada 1.000 habitantes.
  • Para APCE, la solución está en recuperar el sistema financiero español y abrir el grifo del crédito, así como atraer a inversores rusos y chinos.
Una nueva promoción de viviendas en la que puede visitarse el piso piloto.
Una nueva promoción de viviendas en la que puede visitarse el piso piloto.
CH. LIZARRALDE

Cataluña tenía hasta julio 81.586 viviendas nuevas pendientes de venta, 43.988 de ellas en la provincia de Barcelona, muchas de difícil colocación por su emplazamiento, según la Asociación de Promotores de Barcelona (APCE).

Así lo ha explicado en una entrevista el presidente de la APCE, Lluís Marsà, quien ha alertado de que será difícil liquidar el stock por la falta de financiación y por su emplazamiento. Marsà dice que intentar alquilarlas —como pretende el Gobierno— no tiene sentido porque podría tardarse años: "No digo que se echen abajo, pero son de difícil absorción", añade.

Cataluña tiene 11 viviendas nuevas vacías por cada 1.000 habitantes, y por provincias la cifra es de 23 en Tarragona, con un 'stock' de 18.389; 20 en Girona (14.949), diez en Lleida (4.294) y ocho en Barcelona (43.988), mientras que en la conurbación de Barcelona hay cuatro (12.253) y en la capital catalana, tres (4.415).

La asociación ha detectado un regreso de los inversores tradicionales en los últimos meses, dedicados a la compra de viviendas para su alquiler. Estos inversores buscan inmuebles con tres o cuatro habitaciones y bien ubicados: "No están interesados en municipios con mucho stock".

Un sector con muchas dificultades

La APCE ha perdido en torno al 20% de miembros desde 2009 y ahora cuenta con 400 grupos inmobiliarios que representan a más de 1.000 empresas en la provincia. Marsà ha destacado el "drama social" por el despido de hasta el 80% del personal en las firmas que siguen en pie.

Marsà cree que la solución está en recuperar el sistema financiero español y abrir el grifo del crédito. Ha alertado de que el déficit de viviendas nuevas en las zonas con demanda puede redundar en una subida de precios.

Otras vías de solución pasan por salir al exterior, atraer a inversores rusos y chinos, y conjurar la competencia de los bancos, con buena parte del 'stock', encargándose de edificar en los suelos de su propiedad, que a su juicio son el "principal problema" de las entidades financieras, y lo serán también del 'banco malo'.

Una veintena de miembros de APCE ya han emprendido operaciones mixtas con bancos, y el presidente de la entidad ha abogado por las "sinergias conjuntas", puesto que las entidades financieras necesitan profesionales del sector inmobiliario para desarrollar y dar salida a sus terrenos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento