El Gobierno aprueba una nueva ley de transporte por cable para impulsar los teleféricos

El objetivo es agilizar el procedimiento para la puesta en marcha de estas instalaciones y dar un tratamiento diferenciado según sean públicas o no
Teleférico Fuente Dé
Teleférico Fuente Dé
EUROPA PRESS/CANTUR

El Gobierno de Cantabria ha aprobado en su reunión semanal el proyecto de Ley de Transporte de Personas por Cable, una nueva normativa que regula las instalaciones de funiculares, teleféricos, telesillas, telesquís y telecabinas, tanto en lo que se refiere al proyecto, como a su construcción, puesta en servicio y explotación.

La Ley tiene por objeto renovar la normativa relacionada para favorecer este modo de transporte y a la vez contribuir al desarrollo socio-económico, por lo que se procede a agilizar el procedimiento y dar un tratamiento diferenciado según tengan la condición de servicio público o no la posean. La aprobación de esta norma va en consonancia con la apuesta del Gobierno por captar inversión privada para nuevas instalaciones de este tipo, por ejemplo el teleférico de Vega de Pas o el funicular de Cabárceno.

En su reunión, el Consejo también ha aprobado el reglamento que modifica el Decreto de ayudas del 'Plan Renueva' para la compra de vehículos, con el fin de que sean compatibles con las del plan nacional (PIVE), convocadas el pasado 29 de septiembre. En total, el Ejecutivo ha tramitado diversos expedientes por importe de 194.300 euros.

A propuesta de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, el Gobierno ha aprobado un convenio de colaboración con el Organismo Autónomo Programas Educativos Europeos para el desarrollo del Programa de Aprendizaje Permanente de Erasmus y facilitar la movilidad de los estudiantes en prácticas.

Con este acuerdo, la Consejería pretende dar una dimensión transnacional a la formación de los alumnos de Ciclos Formativos de Grado Superior y a sus oportunidades de empleo, dado que se facilitará su movilidad y podrán realizar prácticas en centros de trabajo en Europa.

También se ha autorizado otro convenio con la Universidad de Cantabria para el desarrollo del proyecto PIMEM (Percepción Integral de la Música a través de la Estimulación Multisensorial), cuyo objetivo es ofrecer una alternativa en el aprendizaje musical para la infancia dentro del ámbito no formal dirigido a la población infantil de edades comprendidas entre los 3 y los 12 años, facilitando el desarrollo de su creatividad y educación artística.

Practicas en empresas

Asimismo, se han aprobado sendos acuerdos con las empresas integrantes de la Corporación ITM Sistemas y la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, para promover e impulsar la Formación Profesional Inicial en Cantabria.

A través de estos convenios, los alumnos de Ciclos Formativos podrán realizar la fase de formación práctica en los centros de trabajo de estas entidades, propiciando su inserción en el mundo laboral. Al mismo tiempo, se genera el intercambio de conocimientos, técnicas y experiencias profesionales, en un espacio común de formación, entre profesionales de la docencia y del mundo laboral.

Además, el consejero, Miguel Angel Serna, informó de la adjudicación de contratos por valor de 4.301 euros para la adquisición de fondos bibliográficos y otras actuaciones de mantenimiento en centros escolares.

En materia de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, el Gobierno ha aprobado un acuerdo de colaboración a través del cual la Federación de Asociaciones de Criadores de Ganado Vacuno de Razas Cárnicas de Cantabria recibirá una subvención de 103.000 euros para financiar, por un lado, la celebración del Concurso Nacional de Ganado Vacuno de raza Tudanca y, por otro lado, los gastos de funcionamiento del centro de testaje de razas cárnicas, entre otras cuestiones.

A propuesta de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, el Ejecutivo ha designado a los representantes de la Comunidad Autónoma en la Junta de Gobierno, Asamblea de Usuarios y Comité de Autoridades Competentes de las Confederaciones Hidrográficas del Cantábrico, del Duero y del Ebro.

En Sanidad y Servicios Sociales, se autorizó la prórroga del convenio de colaboración entre el Servicio Cántabro de Salud y la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE), el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) y la Mutualidad General Judicial (MUGEJU) para la prestación en zonas rurales de determinados servicios sanitarios a los mutualistas y demás beneficiarios adscritos a entidades de seguro de asistencia sanitaria concertada con dichas mutualidades.

La consejera, María José Sáenz de Buruga, informó de la adjudicación del suministro e instalación de distintos materiales destinados al Hospital Comarcal Sierrallana, por un importe total de 87.000 euros.

Transporte por cable

Con el proyecto de Ley de Transporte de Personas por Cable de Cantabria, el Gobierno pretende renovar la normativa relacionada con el transporte por cable, que tradicionalmente ha tenido una gran relevancia en Cantabria, debido a los telesillas y telesquís de la estación de Alto Campoo, pero sobre todo, al teleférico de Fuente Dé, una singular obra de ingeniería que salva un desnivel de 750 metros.

Según explica el Gobierno regional en un comunicado de prensa, el transporte por cable se rige en la actualidad por normas de 1987 y 1964 (Ley 16/1987 de Ordenación de los Transportes Terrestres y Ley 4/1964 sobre Concesión de Teleféricos) que "han demostrado su utilidad a lo largo de un periodo de tiempo".

Pero las innovaciones tecnológicas "y la conveniencia de dar un nuevo impulso a estas instalaciones", con el objeto de favorecer este modo de transporte y a la vez contribuir al desarrollo socio-económico, aconsejan agilizar el procedimiento y dar un tratamiento diferenciado, según tengan la condición de servicio público o no la posean".

En concreto, quedan incluidos dentro del ámbito de aplicación de esta nueva norma los teleféricos, cuyos vehículos son desplazados en suspensión por uno o más cables, incluidos las telecabinas y los telesillas; los telesquís, y los funiculares, que se desplazan sobre ruedas u otros dispositivos de sustentación a través de un camino fijo de rodadura mediante tracción de uno o más cables.

La Ley consta de cuatro capítulos que regulan los requisitos que deben cumplirse para el proyecto, construcción, puesta en servicio y explotación de las instalaciones de transporte por cable. En la parte final de la Ley se recoge una disposición adicional, dos transitorias, una derogatoria y otras dos finales.

En el primer capítulo se regula el objeto, el ámbito de aplicación, objetivos específicos, competencias administrativas, adecuación a la legislación sectorial, seguridad de las instalaciones, zona de influencia, derechos y obligaciones de los usuarios y, finalmente, se clasifican las instalaciones de transporte en dos grandes grupos: las que tienen consideración de servicio público y las que no.

El segundo capítulo aborda el régimen administrativo de instalación y explotación para las instalaciones de transporte público por cable según se consideren o no de servicio público y aquellas que son de carácter privado.

El tercer capítulo regula la inspección y control de este tipo de infraestructuras y el cuarto recoge las infracciones a la ley, tipificación, el procedimiento administrativo y las sanciones que en su caso puedan imponerse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento