Arizona Baby
Los componentes de Arizona Baby. Ricardo Suárez

Javier Vielba, de Arizona Baby, nos atiende desde el tren. Acaba de llegar de Edimburgo donde, además de disfrutar de unas vacaciones, ha tocado en varias sesiones de micro abierto, muy habituales en la ciudad escocesa. "Tocar ante ellos es como venderles hielo a los esquimales –bromea–. Pero la recepción ha sido muy buena".

Han dedicado el último año a Corizonas. ¿Arizona Baby había quedado en un segundo plano?
Lo de Corizonas ha sido bastante improvisado. Sin quererlo, nos hemos dedicado más a ello, pero no porque Arizona fuera menos prioritario. Vamos a intentar compaginar ambas bandas.

Nos gustan desde Kraftwerk a Camarón ¿Por qué optan por un EP?
Hay canciones que no habían entrado en el anterior disco. Era una forma de atar cabos sueltos, de encontrarles un hogar. Y en cierto modo, es un puente al nuevo disco.

¿Cómo va ese nuevo álbum?
Tenemos algunas canciones, algunos riffs... Hay ideas sobre cómo trabajar en el estudio, pero hay que enfocar las canciones para que el disco tenga unidad. Queremos que sea un álbum variado, pero manteniendo nuestra esencia.

Este sábado actúan en Leganés (Madrid). Para quien no los haya visto nunca en directo, ¿cómo es un concierto de Arizona Baby?
Nos gusta darlo todo. Somos un grupo muy visceral, y salimos con el cuchillo entre los dientes. Pero sin sobreactuar.

Su música sigue sonando a psicodelia, a blues y folk americano y a influencias claramente anglosajonas. ¿Es la música americana la mejor del mundo?
No. Lo que pasa es que EE UU es tan grande y alberga tantas culturas que es una olla donde se cuecen muchos ingredientes. Es un buen cruce de caminos para la música, pero no tiene por qué ser la mejor. Nos gusta la música real, puede ser Kraftwerk o Camarón. Lo importante es que haya honestidad. Miramos a más sitios de los que parece, también a nuestras raíces. Hay mucha música castellana popular fantástica.

El rock and roll ya no tiene el factor de peligro de antaño ¿Cantarían en castellano?
Tengo dudas. No sé si quedaría bien con Arizona Baby, aunque no nos cerramos. Pero por ahora no nos acaba de encajar.

¿Valladolid es un buen lugar para ser músico?
De unos años para acá, sí. Hay mucha actividad musical. Ha habido un relevo generacional y hay un nivel espectacular. Es un sitio inspirador.

¿El rock sigue gozando de buena salud?
Sí. Aunque ya no tiene el factor de peligro de antaño, pero siempre puede resurgir. Parece que esté todo inventado, pero siempre hay algo que te sorprende. Atravesamos buenos tiempos para el rock and roll.

Biografía

Rubén Marrón, Javier Vielba y Marcos Úbeda son Arizona Baby. Se formaron en Valladolid en 2003. Junto a Los Coronas forman otra banda, Corizonas. Tras dos discos, lanzan el EP The Truth, the Whole Truth and nothing but the truth.

Arizona Baby tocarán este sábado en el Auditorio Universidad Carlos III. (Leganés, Madrid). Precio: 12 euros en Entradas.com.

¿No tienes como ir a este concierto? ¡Comparte coche!