Naomi Watts y María Belón
La actriz Naomi Watts y María Belón, la española en cuya experiencia se inspiró la película, en la premier en MAdrid de la película 'Lo imposilbe'. GTRES

Si en las películas les parece dulce, elegante y encantadora, en persona uno se queda sin adjetivos. Vestida con una blusa de flores y ceñidísimos pantalones, la actriz está estupenda a sus 44 años recién cumplidos: edad más que suficiente para encarnar a la protagonista de Lo imposible, una mujer que vive en primera persona el desastre del tsunami de 2004 y que ve peligrar a toda su familia.

En 'Lo imposible' hace un papel muy intenso, tanto en lo físico como en lo emocional. ¿Fue tan duro como parece?
Sí, pero trabajar con un director como Juan Antonio Bayona hace que todo el proceso sea más sencillo... Es de esa gente que te hace conectar con la historia, que te transmite su pasión por el proyecto y hace que lo vivas como algo, en todo momento, muy excitante.

¿Qué ha aprendido de esta valiente y sufrida madre?
Ha sido una gran inspiración y, encima, está basada en una persona real. Cuando haces ese tipo de trabajos la presión es todavía mayor, sobre todo porque basas tu actuación en una situación espantosa que alguien ha vivido de veras. Por suerte, ella estuvo presente en el rodaje y me ayudó mucho, sobre todo para centrarme en lo que tenía que contar: su fuerza, lo bien que se manejó en una  catástrofe tan enorme.

El mundo puede ser un lugar horrible, que a veces me da miedo ¿Qué tienen en común el personaje de María y usted?
Por supuesto, ambas adoramos a nuestros hijos. Pero ella es una auténtica heroína, y no sé cómo pudo tomar en todo momento la decisión correcta. Yo, desde luego, me habría manejado mucho peor, aunque nunca sabes cómo actuarías en una crisis así.

Pero usted se imagina...
Haciéndolo todo fatal. Creo que entraría en un estado de pánico absoluto. Como madre y como persona, ahora aspiro a llegar a portarme en la vida tan bien como María, aunque espero no tener que vivir un desastre parecido.

El mero hecho de ser madre ya implica miedos y responsabilidades. ¿Cómo los lleva usted?
La verdad... ¡me sorprende que mis hijos hayan sobrevivido a los dos años, con tantos peligros a su alrededor! Las escaleras, las caídas... ¡Pero luego es todavía peor! La verdad es que es imposible cuidarlos siempre, mantenerlos completamente seguros, pero yo lo intento.

¿Cómo se compatibiliza la maternidad con ser una estrella del cine?
Hasta ahora, ha sido sencillo: todavía no iban al colegio, por lo que podían viajar conmigo y estar siempre juntos por muy lejos que rodara. Pero desde este año van a clase, por lo que será más difícil. Lo solucionaremos.

Bayona es muy seductor y entusiasta, muy apasionado y muy español¿Cómo ve el futuro? ¿No le asusta el mundo que encontrarán sus hijos el día de mañana?
Puf... ¡pensar en eso me resulta demasiado intenso! Por supuesto que te preocupas por todo, desde antes de que nazcan, pero de momento me concentro en mantenerlos seguros. ¿Cómo? Protegiéndolos de posibles situaciones difíciles, de las malas energías, de las malas personas... Quiero estar segura de que son felices y de que están seguros. Así que me preocupo por el mundo, pero prefiero ir paso a paso y estar primero pendiente de lo más cercano, de lo controlable, y no intentar cuidar del mundo entero. Quiero vivir día a día, vivir el momento y disfrutar viéndolos crecer. No quiero ir demasiado deprisa, porque es cierto que el mundo puede ser un lugar horrible que a veces da miedo.

¿Y rodar con un director español casi desconocido en EE UU, como Bayona? ¿No da miedo?
Me gustó mucho El orfanato. He trabajado en el género del terror, y me pareció una película muy interesante. Pese a eso, cuando mi agente me pasó el guión de Lo imposible, diciéndome que se desarrollaba en el tsunami de 2004, no lo veía muy claro. Fue una catástrofe horrible en la que murieron más de 250.000 personas, y no entendía cómo todo eso podía reflejarse en una película. Pero cuando leí el guión me pareció muy honesto, y me gustó ver cómo retrataba algo tan grande y terrible a través de la experiencia, íntima, de una familia. Bayona, además, es muy seductor y entusiasta, muy apasionado y muy español, y después de hablar con él era imposible no querer formar parte del proyecto.

La película y, por supuesto, su personaje son muy emotivos. ¿No cuesta después desconectar, no deja secuelas?
Tienes que ser capaz de volver a la realidad. Haces descansos entre tomas y desconectas aunque, claro, en cuanto regresas al plató vuelves a sufrir. En mi caso, desconectar era más sencillo: había dos niños esperándome en casa, así que más me valía cambiar rápido de chip. Pero es cierto que María, la madre real en quien se inspira la historia, me acompañará siempre.

Y pronto la veremos encarnando a Lady Di, otra mujer de verdad y aún más famosa.
Al principio me asusté, porque estamos hablando de una de las mujeres más famosas de nuestro tiempo y muchos dudaban de que yo fuera capaz de interpretarla... ¡Pero tenía que intentarlo! He tenido que ensayar mucho y aprender a hablar como ella, pero mostraremos su intensidad, su luz, lo compleja y humana que podía ser al mismo tiempo.

BIO: Nació en Shoreham, Inglaterra, en 1968. Su padre, Peter, fue mánager del grupo Pink Floyd y murió cuando Naomi tenía 7 años. A los 14 se mudó con su madre y su hermano a Australia, donde se hizo muy amiga de Nicole Kidman. Fue candidata al Oscar en 2004 por 21 gramos. Está casada con el actor Liev Schreiber, con quien tiene 2 hijos.

Una historia real... y española

Lo imposible se basa en la historia de una familia española, los Álvarez Belón, que sufrió el tsunami de 2004 en la playa de Phuket, Tailandia. Enrique Álvarez, María Belón y sus 3 hijos (de entre 5 y 10 años) fueron arrastrados por la devastadora ola que mató a más de 250.000 personas, y su experiencia ha sido ahora llevada al cine por Juan Antonio Bayona. María, en torno a quien gira toda la película, contó su relato a la radio poco después de la tragedia, y cuando Bayona la escuchó decidió que ese sería su siguiente proyecto. El filme, rodado en Madrid, Alicante y Tailandia, es una coproducción entre España y EE UU en la que también actúan Ewan McGregor, Geraldine Chaplin y Marta Etura, entre otros.