Varias organizaciones sociales que conforman el Grupo III del Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) han aprobado este jueves presentar en unos días un recurso de reposición ante el Pleno municipal contra la modificación del reglamento del órgano —que permite entre otros puntos la renovación de esta entidad aunque se ausenten determinados colectivos—, una normativa que fue aprobada finalmente en el Pleno municipal de septiembre.

El secretario de Relaciones Institucionales de CCOO de Sevilla, Miguel Ángel Santos, ha informado a Europa Press de que este acuerdo ha sido alcanzado por entidades como las asociaciones de consumidores Facua y UCE-A, la Confederación de Entidades para la Economía Social (Cepes) y la Federación de Vecinos, además de los sindicatos CCOO y UGT, unos colectivos que recurrirán al contencioso administrativo si el recurso no es atendido.

En este marco, ha realizado un llamamiento al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), para que "pare este despropósito" y se cuestiona sobre el CESS que el gobierno del PP pretende crear donde "los empresarios está en contra y sin los sindicatos, ni la economía social ni los consumidores ni vecinos".

Asimismo, explica que la presentación de este recurso de reposición no paraliza la constitución del CESS, que el Ayuntamiento intentará constituir "seguramente en el menor plazo de tiempo posible". Además, recuerda que con la aprobación del nuevo reglamento se ha pasado de 36 a 49 miembros, por lo que "ahora es necesario designar de nuevo a los miembros", un listado que sería oficial tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Santos ya indicó anteriormente que ninguna de estas organizaciones va a asistir a la constitución del CESS, un paso que, según ha admitido, no queda paralizado con el recurso que se presente.

El Pleno del Consistorio aprobó, con el voto favorable del PP y contrario de PSOE e IU, la modificación, que permite la constitución de este órgano aunque se ausenten determinados colectivos. Así, desde el Consistorio se defendió la renovación del órgano por encima de "chantajes", mientras que la oposición criticó que se haga "sin consenso" y el aumento de 36 a 49 miembros, preguntándose "dónde está la austeridad".

El conflicto surgió cuando una serie de acontecimientos —principalmente, que la Unión de Consumidores de Andalucía (UCE-A) en Sevilla y la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos hayan perdido su puesto de representación, así como que la Presidencia del órgano no se haya consensuado de una terna— propició que los sindicatos, en una iniciativa a la que se sumó IU, no asistieran a la constitución del CESS, impidiéndola según el reglamento en ese momento vigente.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.