El joven que intentó colocar bombas en el Campus Universitario de Islas Baleares imitando la matanza de Columbine, actuó "en principio" en solitario, sin cómplices, "ya que por el momento se ha detectado a ninguna otra persona relacionada con este caso".

Así lo han señalado fuentes de la Policía Nacional a Europa Press, que han precisado que el joven, es natural de Palma de Mallorca, se había independizado hace poco, aproximadamente un mes, y residía en una vivienda en la calle Can Gotleu de la capital balear.

Asimismo, han indicado que el detenido tenían conocimientos de electrónica, ya que había cursado estudios de esta rama de formación profesional, y en la actualidad se ganaba la vida jugando partidas "on line", como poker y otros juegos de apuestas a través de Internet.

La investigación comenzó hace cinco meses cuando los agentes detectaron en Internet "referencias y alusiones a la matanza de Columbine". El detenido mostraba "claras referencias a los autores de esta masacre" y una "admiración hacia ellos". Los investigadores le seguían los pasos, en el marco de la denominada operación "Columbainero", y comprobaron cómo a través de la red compró diversas sustancias explosivas y útiles necesarios para la fabricación de las bombas caseras.