Los más de cien vecinos congregados a las puertas del Juzgado de Instrucción número uno de Arcos de la Frontera (Cádiz), "han logrado paralizar" la ejecución del quinto desahucio en menos de un año que ha estado a punto de ejecutarse en Puerto Serrano (Cádiz), según ha informado en un comunicado Francisco Javier Gómez, alcalde en funciones de la localidad.

Los vecinos, convocados por el Ayuntamiento, Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) e Izquierda Unida, han acudido a los juzgados de Arcos para arropar a la familia polichera de ocho miembros cuya vivienda se subastaba en el interior de las instalaciones. Finalmente, la subasta ha quedado desierta, "en una demostración más de que la solidaridad entre trabajadores, ejercida de manera contundente y pacífica, puede acabar con cualquier imposición burocrática", ha señalado Gómez.

La familia de Antonio Velázquez Camas, que habría tenido que abandonar la vivienda de inmediato en caso de adjudicación en la subasta, ha celebrado la noticia "con alegría, pero a la expectativa de lo que pueda pasar", y agradeciendo a los vecinos "el apoyo en una situación tan crítica para mí y para mi familia".

Desde el ayuntamiento detallan que Velázquez trabajó durante años en la construcción, especialmente en la Costa del Sol, hasta que el estallido de la burbuja inmobiliaria hizo inviable el sector. Posteriormente, tanto él como su esposa y su hijo mayor de edad, han estado dedicándose a tareas de peonaje agrícola, en distintas campañas, "aunque el campo da cada vez menos peonadas y peor pagadas", por lo que se vieron obligados a dejar de pagar la hipoteca contraída con el banco, que actualmente les demanda 131.000 euros en concepto de atrasos e intereses.

El afectado insiste en que su intención no ha sido "en ningún momento" dejar de pagar sus deudas, "sino negociar con el banco una vía de pagos que nos permita a mi familia, de siete personas, no tener que abandonar una casa por la que tanto hemos luchado".

El alcalde en funciones de Puerto Serrano, Francisco Javier Gómez, insiste en que el Ayuntamiento se personará en todas las causas de desahucio que se abran a familias del pueblo que realmente no puedan pagar su hipoteca. Gómez reitera así el compromiso, ya repetido en otras ocasiones, de que "son las administraciones las que deben amparar a los desfavorecidos en momentos difíciles, y no ahogar aún más su situación. Si no estamos junto a los ciudadanos cuando peor lo están pasando, el propio sentido de la representación y de la democracia se pervierte hasta hacer este sistema en más inhumano de lo que es".

Gómez ha apuntado que el caso de la familia de Velázquez Camas, igual que antes la de Rodríguez Marchán, "no es el primero del que tenemos constancia en Puerto Serrano y tampoco, por desgracia, será el último, ya que hemos logrado paralizar, gracias a la presión vecinal, cuatro en menos de un año, pero tenemos conocimiento de que puede haber entre 25 y 30 procesos en marcha".

A la concentración, a la que han acudido vecinos llegados en vehículos particulares y en un autobús dispuesto por Izquierda Unida y el SAT, se han sumado vecinos de Arcos y miembros del SAT llegados desde otras poblaciones de la Sierra como Bornos o Espera.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.