La Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio ha abierto al tráfico esta mañana las carreteras RM-517, que discurre entre Caravaca y Cehegín, y la D-10, que va de La Almenara a Lorca, por lo que ya son once las carreteras de la red autonómica que han podido ser abiertas desde el pasado sábado, gracias a los trabajos de limpieza de arrastres de tierra llevados a cabo por el Servicio de Conservación de Carreteras.

La única carretera autonómica que aún continúa cortada es la D-12 (Lorca a Estación de Puerto Lumbreras) porque sus daños son mayores y requieren de mayor tiempo para su reparación, según han informado fuentes del Gobierno regional.

Además de los trabajos realizados para abrir los tramos citados anteriormente, la Dirección General de Carreteras ha intervenido en un total de 62 vías de la red autonómica que se han visto afectadas por las lluvias del pasado viernes en el entorno de los municipios de Lorca, Cartagena, Caravaca, Mula, Jumilla, Murcia y Alcantarilla.

Los equipos del Servicio de Conservación de Carreteras de la Consejería siguen apoyando a los municipios afectados con el fin de que puedan despejar sus caminos rurales y facilitar la movilidad de los ciudadanos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.