Manifestación en Madrid
Manifestantes en la Puerta del Sol de Madrid. Andrea Comas / Reuters

El vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, reclamó este jueves una regulación administrativa del derecho de manifestación que permita a justar "horarios e itinerarios" de las protestas, ya que la capital, aseguró, es "más grande que cuatro calles en el entorno de Sol y Cibeles".

El Consistorio quiere que las protestas no se acumulen solo en Sol y CibelesTras la reunión semanal del Ejecutivo municipal, su portavoz pidió "sentido común" ante las catorce manifestaciones diarias registradas desde mediados de julio y "siempre en el mismo espacio de la ciudad". Una petición de responsabilidad que hizo refiriéndose especialmente a los  convocantes de las mismas.

Tras repetir en varias ocasiones que el equipo de Ana Botella "respeta el derecho constitucional de manifestación", el concejal exigió el mismo respeto para el "derecho a la libre circulación" de los ciudadanos que no se manifiestan, de los vecinos del Centro y de los comerciantes. Las administraciones públicas, insistió, "deben velar por su cumplimiento".

Interior rechaza cambiar la ley

Villanueva insistió este jueves en que "no se trata de hurtar derechos sino de respetar el derecho a manifestación y el de los ciudadanos del centro de Madrid a ejercer el derecho fundamental de moverse por la ciudad". En este sentido, el vicealcalde consideró "muy razonado y razonable" el planteamiento del fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, afirmando que "no se trata de una modificación constitucional" sino que de lo que se habla es de una "regulación administrativa".

Los principales sindicatos policiales no son partidarios de restringir el derecho"Se puede readaptar el derecho constitucional sin que coincidan 14 manifestaciones en el mismo recorrido, es de sentido común", zanjó el portavoz. Sin embargo, y aunque la Comunidad de Madrid apoya esta medida, el Ministerio del Interior ya ha dado su negativa a modificar la ley.

La primera en proponer una "modulación" del derecho a la protesta en la vía pública fue la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que se encontró con la respuesta rotunda de los dos principales sindicatos de la Policía Nacional (SUP y CEP). Según las centrales, el derecho de manifestación es "fundamental" y "sagrado". En su opinión, no hay que modificar la ley vigente.

Consulta aquí más noticias de Madrid.