Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos hombres de 36 y 37 años como presuntos autores de un delito de defraudación de fluido eléctrico, ya que se habían enganchado a la toma eléctrica de un local vecino, según ha informado este cuerpo de seguridad en un comunicado. El total de lo defraudado supera los 2.600 euros.

El pasado 28 de septiembre los agentes recibieron una denuncia en la Comisaría Provincial en la cual una empresa eléctrica denunciaba la sustracción de fluido eléctrico.

Al parecer, una empresa situada en la avenida Alcora había realizado un enganche ilegal, con una toma directa desde las instalaciones que iban destinadas a un local contiguo, desviando parte del suministro hasta el bajo comercial, sin pasar antes por el contador y sin tener contratado el servicio.

Tras corroborar los hechos con los técnicos, los agentes procedieron a la identificación, localización y detención de los responsables de la empresa que funcionaba en el bajo. Los detenidos han sido puestos en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Castellón.